Enlaces de accesibilidad

Gloria Estefan siente admiración por el Papa


El matrimonio Estefan, Gloria y Emilio, durante la entrega de un premio que se les otorgó este año en Miami.

La cantante cubana dice estar muy esperanzada con la llegada al Vaticano de un pontífice latinoamericano pero lamenta que todavía no haya libertades en su país.

La famosa cantante cubana Gloria Estefan dijo ser gran admiradora del Papa Francisco, opinó que su elección como Sumo Pontífice abre nuevos horizontes para la iglesia católica en el mundo, y lamentó que en Cuba se sigan restringiendo las libertades individuales.

Según declaraciones difundidas por la agencia mexicana de noticias, Notimex, y publicadas por el diario El Universal, Estefan dijo sentir gran entusiasmo por el cambio que prevé ocurrirá en la iglesia luego de años de crisis, por los escándalos que han sacudido al Vaticano.

"Estamos muy felices. La Iglesia en Latinoamérica sigue muy fuerte, tener un Papa que habla español y tiene el sentir nuestro es un honor muy grande. Viendo la vida que ha tenido Francisco, para mí es el ejemplo del cual hablaba Jesucristo", dijo.

La cantante, cuya familia emigró de Cuba cuando ella tenía apenas un año de edad y ha tenido una exitosa carrera junto a su esposo Emilio en EE.UU., interpretó en 1995 la balada “Más allá” para el entonces pontífice Juan Pablo II, en un concierto en el Vaticano.

Estefan subrayó que es lamentable que en Cuba se mantenga un régimen que restringe las libertades y que los cubanos ni siquiera puedan comprar la comida a sus hijos, según destacó el periódico.

Además de lamentar que sus compatriotas en la isla no disfruten de libertades religiosas, apuntó que "no pueden expresar una opinión distinta, tampoco pueden hablar tranquilamente los unos con los otros, y aunque la gente ya no lo soporta mucho, la represión sigue".

De acuerdo con la información, Estefan reconoció la existencia de algunos cambios en Cuba en materia migratoria, donde algunos disidentes como la bloguera Yoani Sánchez o las Damas de Blanco pueden salir ahora del país y regresar, aunque lo hacen bajo su propio riesgo.

La cubana dijo que apoya a todos los que alcen su voz para defender un verdadero cambio en la isla.

"Cuando estudié literatura del Holocausto –señaló– comprendí que el silencio es peligroso y aunque no sea conveniente hablar, hay que decir aquello en lo cual no estamos de acuerdo, porque si no quienes tienen el poder acaparan más y más, y el resto se quedan callados".
XS
SM
MD
LG