Enlaces de accesibilidad

Padura: "es insostenible que en Cuba no se pueda vivir con un salario"


Según Leonardo Padura la mística de que vendría un mundo mejor envolvía a todos pero eso se deshizo.

El renombrado escritor cubano Leonardo Padura fue entrevistado por el diario argentino La Nación a propósito de su invitación a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

“No sé hacia dónde vamos. Pero si sé que quisiera que fuéramos hacia un futuro mejor, con más igualdad, menos corrupción, menos populismo, más democracia”, dijo refiriéndose a Cuba el escritor cubano Leonardo Padura al diario argentino La Nación.

El escritor, más conocido por su novela El hombre que amaba a los perros, donde recrea los últimos días del revolucionario ruso León Trotski, asesinado en 1940 en México, es uno de los invitados de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la segunda más importante de Latinoamérica, que arrancó este viernes.

La Nación lo entrevistó por vía electrónica antes del evento y dialogó con él sobre literatura, su personaje cumbre el detective Mario Conde, el éxito logrado por la novela citada, que según su autor “ha despertado más interés” por haber sido escrita por un cubano que vive en la isla. Pero también se habló de política.

Haciendo una analogía entre el detective de sus novelas y él mismo como autor, según Padura “para Conde, para mí, para toda mi generación hubo un pasado que he llamado "de la credulidad feliz", que pareció ser mejor. Fue una época en la que creíamos en algo, o creíamos creer en algo, y pensábamos que tendríamos un futuro con premios por nuestros esfuerzos”.

Para el escritor, “la mística de que vendría un mundo mejor nos envolvía y nos hacía más felices (…) Pero a Conde y a toda la generación a la que pertenecemos, al entrar en la década de 1990 y lo que ha seguido después, se nos deshizo todo, incluida la credulidad, los sueños de futuro, los proyectos vitales”.

A juicio del novelista “la nostalgia de Conde no es inocente sino causada, fruto de la inconformidad con un presente en el que tanto él como sus amigos han perdido hasta los sueños”.

Como autor de una veintena de títulos entre novelas, cuentos, ensayos, reportajes y crónicas, Padura siente tener responsabilidad de escritor, periodista, intelectual, de ciudadano cubano. "Desde esa responsabilidad emito mis juicios -dice-, que pueden ser críticos, sobre muchísimas cosas que pasan en Cuba. El problema es que por decir esas cosas, por escribirlas como periodista o como novelista, unas veces me califican de anticastrista y otras de procastrista”.

Sin embargo, a pesar de haberle costado “mucho trabajo” dice ser “un hombre libre”, y destaca haber hablado “de cambios positivos, necesarios en la Cuba de los últimos cinco, seis años, como lo puede ser la reforma migratoria, la apertura del mercado laboral a los privados, la eliminación de trabas de diversa índole”.

Pero también ha hablado, agrega, de que “es insostenible o bastante terrible que la gente en Cuba no pueda vivir con su salario, que las críticas se vean siempre como ataques, que no se tenga conciencia de los niveles de degradación moral que ha alcanzado la sociedad cubana….”

También ha criticado “que sólo ahora parezca que se descubren las muy extendidas tramas de la corrupción económica, que las personas no tengan muchas veces lo necesario para vivir dignamente y se diga que debemos cambiar pero que no hay prisa por introducir esos cambios... aunque haya gente que lleve más de veinte años viviendo en la cuerda floja de la subsistencia”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG