Enlaces de accesibilidad

EE.UU.: disidentes cubanos merecen más atención


La opositora y ex presa política Marta Beatriz Roque encabezó la más reciente huelga de hambre en Cuba.

Un artículo publicado en Nueva York sostiene que la prensa estadounidense no da la cobertura que merecen los opositores que se declaran en huelga de hambre en la isla.

Es paradójico que una sociedad como la estadounidense hondamente preocupada por la libertad y los derechos humanos ignore la difícil situación por la que atraviesa un país situado a sólo 90 millas de su costa, dice un artículo difundido por el diario Washington Square News.

El periódico de los estudiantes de la Universidad de Nueva York lamenta que en EE.UU. no se les preste “la atención que merecen” a las huelgas de hambre de los cubanos y menciona la que recién llevaron a cabo un grupo de opositores en la isla para exigir la liberación del disidente Jorge Vázquez Chaviano.

Washington Square News contrasta las protestas de los cubanos con la efectuada paralelamente por docenas de activistas opuestos al capitalismo, socialistas—dice—y remanentes del movimiento Ocupemos Wall Street. “Sus métodos fueron con mucho más sosegados que una huelga de hambre, y aún así recibieron mayor atención de parte de la prensa”, agrega.

La diferencia, subraya, es que los manifestantes en Washington a favor del socialismo cuando llegó la noche recogieron sus pertenencias y simplemente regresaron a disfrutar de todos los beneficios que les ofrece la sociedad capitalista en la que viven.

En cambio, para quienes protestan contra el gobierno declarado socialista de Cuba, dice, “la caída de la noche sólo significa la inevitable continuidad del hambre y el agotamiento (…) en años recientes esas huelgas de hambre han terminado en muerte sencillamente por la negativa del gobierno cubano a la negociación”.

El artículo atribuye a dos factores la falta de debate en EE.UU sobre Cuba, uno, que la isla no representa una carga para la seguridad nacional, y dos, tampoco lo es en términos económicos. “Como resultado –apunta—los movimientos de oposición de Cuba raramente han conseguido la atención dada por la prensa a muchos países de la Primavera Árabe”.

Sin embargo, añade, “la primavera democrática de Cuba no se ha detenido en los últimos 20 años. Los movimientos disidentes contra el gobierno autoritario han sufrido encarcelamiento, torturas e incluso ejecuciones”.

Según el artículo, los que fueron a la huelga por la libertad de Chaviano demostraron su valor frente a 50 años de dictadura, lo que pone de relieve que la continua lucha por la libertad dentro de la isla cobrará ímpetu cuando más personas conozcan la verdad. “Desafortunadamente –puntualiza—esa atención aún tiene que afianzarse en EE.UU.”

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG