Enlaces de accesibilidad

Se destapa caso de espía cubana en España


La mujer, identificada solo como B.B., trabaja ahora en el departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo, en Asturias.

Una polémica en torno a su pedido de la nacionalidad española saca a la luz pública que la mujer llegó como becaria al país en 1999 y luego trabajó como agente para la inteligencia de la isla.

Una controversia entre la Audiencia Nacional de España y el servicio secreto español en torno al pedido de naturalización de una presunta investigadora científica de Cuba que lleva más de una década en el país, ha sacado a la luz pública que la mujer era una agente que pasó información clasificada a la inteligencia cubana.

Una nota informativa difundida este jueves en la página digital de Cadena Ser, la principal red de radio española, dice que la cubana, identificada solo por las iniciales B.B. llegó a España en 1999 como becaria de un proyecto biotecnológico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC), donde realizó labores de espionaje.

La investigadora, añade, decidió establecerse en España en 2006 al contraer matrimonio con un español, pero luego de solicitar la ciudadanía de ese país, a mediados de 2011 el Ministerio de Justicia le denegó la petición “por razones de seguridad nacional”.

La negativa se basó en un reporte del Centro Nacional de Inteligencia español según el cual la mujer "estuvo trabajando como becaria en un importante y prestigioso centro de investigación español vinculado al CSIC tras haber recibido instrucción por parte de la Dirección General de Inteligencia (DGI) cubana".

El informe del CNI decía además que durante este período, tal y como ella misma reconoció “mantuvo relación con un Oficial de Inteligencia cubano destinado en la Embajada de Cuba en Madrid y como resultado de esta colaboración para el Servicio de Inteligencia (SI) cubano, B.B. incautó información sensible recabada durante su trabajo como becaria, que paralelamente enviaba al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana”.

El asunto ha trascendido públicamente después de que la mujer, quien ahora trabaja para el departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo, apeló la negativa de concederle la nacionalidad española, negó su actuación como espía y adujo que se ha integrado a la sociedad española con su esposo e hijo.

“Pese a la contundencia de lo descrito por el CNI en su informe—señala la publicación— el servicio secreto español ha reconocido ante la Audiencia que no se dispone de información que confirme o desmienta que B.B. continúe colaborando con los Servicios de Inteligencia cubanos".

Según Cadena Ser. este ha sido uno de los motivos esgrimidos por la Audiencia Nacional para concederle ahora la nacionalidad española a B.B., aunque el principal—precisa— “ha sido que el Centro Nacional de Inteligencia se ha negado a ampliar la información contenida en su informe con el argumento de que se trata de información clasificada".
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:40 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG