Enlaces de accesibilidad

La isla se queda sin maestros


Según el artículo, el 80 por ciento de las plazas en las carreras pedagógicas quedaron vacantes.

Un análisis de la BBC sobre el estado de la educación en Cuba destaca que el pasado curso escolar 14 mil maestros dejaron las aulas y hasta mediados de este año lo hicieron otros 4.000.

El pasado curso escolar 14 mil maestros cubanos dejaron las aulas por certificados médicos o tras solicitar licencias, y a mediados de este año, otros 4.000 habían abandonado la enseñanza -sin excusas-, mientras el 80 por ciento de las plazas en las carreras pedagógicas quedaron vacantes, dice un análisis publicado este jueves por la BBC.

La nota, del periodista de la BBC Fernando Ravsberg, alude a un artículo difundido por el diario Juventud Rebelde en el que se aborda el problema pero sin mencionar para nada los bajos salarios que reciben los maestros en la isla.

Juventud Rebelde –señala– da solo un porcentaje pero lo cierto es que en las aulas faltan casi 13.000 educadores, cuyas plazas son cubiertas por personal sin preparación pedagógica, a los que el humor popular ha bautizado como "maestros instantáneos".

El periodista apunta que “el periódico sólo recoge la opinión de la viceministra de Educación pero ni una sola vez se reflejan los criterios de los maestros en activo, de los que pidieron la baja o de los estudiantes que rechazaron las carreras pedagógicas”.

Esto impide –precisa– que se profundice en las causas de los problemas y se delimiten responsabilidades, convirtiendo al periodismo en un ejercicio propagandístico estéril, incapaz de colaborar en las transformaciones que vive hoy la nación cubana.

Según el artículo, para llegar a la raíz del problema “hay que remontarse a los tiempos en que la docencia dejó de ser una profesión deseada por los jóvenes en edad universitaria” y también “recordar que son casi el único sector de la población sin más ingreso que el salario, no reciben regalos ni viajes como los médicos (,..) y mientras estén en activo, ni siquiera pueden dar clases particulares”.

Con un salario como el que perciben los maestros, equivalente a no más de $25 dólares mensuales, “realmente no me parece –señala– que una profesión con ese ingreso llegue a convertirse en el sueño de los jóvenes cubanos, por mucha vocación docente que se les inculque”.

A juicio del periodista “si hay problemas en la educación repercutirán a la larga en toda la economía. Y tras 20 años de crisis en el sector, seguir repitiendo las mismas consignas vacías y superficiales, es una irresponsabilidad”.
XS
SM
MD
LG