Enlaces de accesibilidad

Desalojados últimos ocupantes de Iglesia cubana


El Cardenal Jaime Ortega solicitó la operación policial

El testimonio de los manifestantes denuncia el uso de la fuerza

Los últimos trece ocupantes del Santuario Diocesano y Basílica Menor de Nuestra Señora de La Caridad en La Habana resultaron desalojados tras cuarenta y ocho horas de haber ocupado el sagrado lugar, según una nota de prensa del Arzobispado de esa ciudad.

La orden de desalojo fue solicitada a las autoridades por el Cardenal Jaime Ortega, quien “reiteraba salvaguardar la integridad de estas personas”. La acción comenzó a las 9 p.m y duró menos de diez minutos pues "ninguna de las trece personas ofrecieron resistencia".

Antes de realizar la operación policial, “los agentes habían asegurado a la Iglesia que no portarían armas, que (los) trasladarían inicialmente a una unidad policial y que después( no dice cuándo) los llevarían a sus casas.

Destaca la nota como varias autoridades de la institución dialogaron con los ocupantes para manifestarle la promesa del Cardenal Jaime Ortega que serían conducidos a sus casas bajo la protección de la Iglesia y que nada atentaría contra su seguridad, pero ellos desconfiaron de la palabra de las autoridades castristas.

Las invitaciones a salir del templo las repitieron el canciller del Arzobispado de La Habana, Ramón Suárez Polcari, y el padre, Roberto Betancourt, rector del Santuario así como varios feligreses que no pudieron escuchar misa ni el miércoles ni el jueves.

Los miembros del ilegal Partido Republicano Cubano, al igual que muchos movimientos pacíficos, pretendían llamar la atención del gobierno y la comunidad internacional para que escucharan sus demandas políticas.






XS
SM
MD
LG