Enlaces de accesibilidad

Gobierno cubano calla en tiempo de cólera


El abasto de agua es un grave problema en gran parte del país.

El periódico subraya el notable silencio de la prensa cubana y el vacío informativo es llenado por los blogueros independientes y los servicios noticiosos de Radio y TV Martí.

Los cubanos buscan ansiosos en los noticieros y diarios información sobre el brote de cólera que ha dado muerte al menos a tres personas y enfermado a 110 en la isla, pero como están controlados por el gobierno no encuentran en ellos ni una sola palabra, según un reportaje que publica el periódico electrónico GlobalPost.

Aunque tal información resulta vital para la población, dice el Post, los habitantes de la isla tienen que conformarse con leer los aburridos reportes sobre cosechas, propaganda gubernamental y los editoriales contra Estados Unidos que suelen ser difundidos en lugar de las noticias.

El periódico subraya el notable silencio de la prensa cubana sobre el brote de cólera y el hecho de que para tener una noción de lo que está ocurriendo los cubanos tienen que mirar CNN. Y el vacío informativo es llenado por los blogueros independientes y los servicios noticiosos de Radio y TV Martí, apunta.

Es conocido que los medios de prensa cubanos guardan “silencio ante los principales acontecimientos noticiosos hasta que los poderosos funcionarios del Partido Comunista dan permiso”, agrega.

Luego reseña que el primer medio de difusión extranjero autorizado a visitar un hospital en Manzanillo, la zona donde se habría originado el brote, ha sido CNN, a la que el doctor Manuel Santin Peña, Director Nacional de Epidemiología, dijo que “el número de casos está disminuyendo”.

La publicación destaca que las autoridades han desplegado una intensa campaña sanitaria frente al brote pero no han dicho casi nada acerca de la enfermedad desde el parte oficial emitido el pasado 3 de julio en el que señalaron que había tres muertos y 53 contagiados.

“Esa declaración atribuyó el cólera a un pozo de agua contaminado, y no dio ninguna indicación de dónde había provenido la bacteria”, puntualiza.

El diario recuerda que miles de médicos, enfermeras y técnicos de salud cubanos laboraron en la vecina Haití, donde en los últimos dos años más de 500.000 personas contrajeron la enfermedad y al menos 7.000 murieron.

El Post añade que funcionarios de salud cubanos han reconocido –a la prensa extranjera, no a la oficial de la isla—que al menos ha sido detectado un caso de cólera en La Habana, pero que al parecer esta persona contrajo la enfermedad en la zona de Manzanillo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG