Enlaces de accesibilidad

Zoo de Las Tunas: pedrada al caimán, majá con alambres y monos ebrios


Zoo de Las Tunas

En el zoo de Las Tunas le lanzan pedradas a los cocodrilos, dan ron a los monos, rompen las mandíbulas a las serpientes y roban los huevos de las aves.

El robo y maltrato a los animales del Zoologico de Las Tunas es un hecho cotidiano, dicen los trabajadores del centro, según un artículo que publicara este domingo el diario Juventud Rebelde.Con un cuarto lugar en la escala nacional, entre 24 zoológicos que tiene Cuba, el de Las Tunas cuenta con 367 animales, muchos de ellos víctimas de los atropellos de visitantes.

Lo común es cambiar los nombres de las tablillas que identifican a los animales, pero también lanzan pedradas a los cocodrilos, brindan ron a los monos o le rompen las mandíbulas a una serpiente.

Una empleada del establecimiento, encargada del cuidado de las aves relató al diario la muerte del ñandú por un alambre que introdujeron en su garganta, la pedrada a una pequeño caimán que falleció; el caso de una pareja de lechuzas, a las que les dislocaron las extremidades, y dos majas de Santa María muertos productos de lesiones en las mandíbulas con metales insertados por los que asisten al establecimiento.

Un mono murió por comer ají picante que le arrojo a la jaula un visitante, lo que según el veterinario del Zoo, le ha provocado estrés a la hembra, pareja del primate fallecido. Aunque no se permite bebidas alcohólicos en el local se han dado casos de brindar ron a los monos. Y un cocodrilo quedo tuerto por una certera pedrada de un turista.

También se han robado periquitos y tórtolas. Y los ladrones sustrajeron huevos de diferentes tipos de aves y lastiman a los pichones en el intento. La cuidadora del Zoo destacó que durante la autopsia a un avestruz se encontró “en el «buche» una bonita suma de dinero en monedas de diferentes denominaciones, desde «pesos amarillos» hasta meros centavos”.

El director del establecimiento comentó la odisea de dos menores con tirapiedras en los predios del zoológico y una menor que insistía en el mono comiera “chupa-chupa”, una variante cubana del Chupa-Chups.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG