Enlaces de accesibilidad

Cuba, lo mismo en Viajes que en el editorial de "The New York Times"


Sección Viajes del TNYT.

En su edición dominical, el "Times" dedicó un extenso artículo y su editorial al tema cubano.

Como en meses pasados, el diario The New York Times vuelve con una serie de artículos y editoriales sobre Cuba y la política de Estados Unidos hacia la isla.

Un artículo del viernes 19 de junio, con la firma de Lizzete Álvarez, señalaba que el optimismo inicial de los cubanos y estadounidenses está dejando lugar a la comprensión de que la normalización de los lazos todavía es más una aspiración que una realidad.

En la edición dominical, la sección de Viajes dedicó su portada y las dos páginas centrales a Cuba, de la periodista Mariane Pearl, quien visitó a sus familiares en La Habana y afirma que están encapsulados en el tiempo. Hace un recuento de sus padres, madre cubana, padre francés-holandés, quienes abandonaron la isla en 1966; de sus viajes a Cuba desde que tenía nueve años, en especial los del Periodo Especial. Relata la tragedia de la madre que no pudo regresar hasta 1989, porque la consideraban traidora. Las incursiones de la autora con su prima en restaurantes y hoteles, prohibidos entonces para los cubanos.

Comenta que las mansiones de La Habana están siendo compradas por rusos y canadienses, así como los salones de video 3D y el cierre actual de estos por parte del Gobierno.

Para los lectores de Viajes, hay dos páginas de anuncios comerciales sobre Cuba; una de la última edición de la revista Cigar Aficionados y su número especial dedicado a la isla y otra de Airbnb, que ya dispone de 2.000 casas para rentar en Cuba.

Mariane Pearl es periodista de origen francés, de madre cubana, y viuda del periodista estadounidense del Wall Street Journal Daniel Pearl, asesinado en Pakistán en el 2002, tras ser secuestrado por terroristas.

El editorial del diario dominical recuerda que a Jartum, Teherán, Damasco y Pyongyang los estadunidenses pueden viajar, aunque no son muy populares destinos turísticos. Y se lamenta, entonces, de que Cuba sigue prohibida por la ley para los estadounidenses.

Afirma el editorial que la prohibición no tenía sentido y apoya la iniciativa bipartidista "de senadores que quieren derogar la prohibición de viajar es el más digno de la serie de iniciativas legislativas provocadas por la decisión del presidente Obama en diciembre pasado para restablecer las relaciones diplomáticas con La Habana". Y asegura que "el flujo más libre de personas, bienes e ideas es mucho más probable que conduzca a reformas significativas en la isla".

Contraparte de ese grupo, dice el editorial, son otros legisladores que han "introducido disposiciones en proyectos de ley que restringen el Departamento de Estado de gastar dinero para actualizar su antiguo edificio de la misión diplomática en Cuba".

Fomentar las reformas democráticas y respaldar a los disidentes "vale la pena", dice el editorial, y Estados Unidos puede tener un mayor impacto "apoyando a los empresarios privados y, quitando las sanciones". Alaba la labor de empresas como Google y Airbnb y las "formas de invertir en la isla" que hacen los cubanoamericanos. El editorial, además, pide al Congreso que haga su trabajo sin esperar.

XS
SM
MD
LG