Enlaces de accesibilidad

noticias

Cuba usa arrestos, golpizas y actos de repudio contra opositores


Human Rights Watch (HRW) señaló que el Gobierno también presionó a los disidentes a escoger entre el exilio o la represión continua, e incluso el encarcelamiento

El gobierno de Cuba usó en 2011 las "detenciones temporales, golpizas y actos públicos de repudio" para impedir expresiones de descontento en el único país de América Latina que reprime casi toda forma de disenso político, dijo la organización Human Rights Watch (HRW).

"En 2011 el gobierno de Raúl Castro continuó imponiendo el conformismo político usando las detenciones temporales, golpizas, actos públicos de repudio, exilio forzado y restricciones de viaje", afirmó la organización de derechos humanos en su informe anual publicado el domingo en El Cairo.

"El Gobierno dependió crecientemente de los arrestos arbitrarios y las detenciones temporales para restringir derechos básicos de sus críticos, incluidos los derechos para reunirse y desplazarse libremente", agregó.

Indicó que "el gobierno de Cuba también presionó a los disidentes a escoger entre el exilio o la represión continua, e incluso el encarcelamiento, llevando a grandes cantidades (de cubanos) a dejar el país con sus familias durante 2011".

"Cuba se mantiene como el único país de América Latina que reprime virtualmente toda forma de disenso político", afirmó HRW.

Denunció que una organización cubana de derechos humanos divulgó en junio de 2011 una lista de 43 presos políticos en el país, pero esta entidad "estima que hay más presos políticos cuyos casos no puede documentar".

Señaló que las detenciones son usadas para impedir la participación en "mítines o eventos vistos como críticos del Gobierno".

"Las víctimas de tales arrestos arbitrarios dijeron que han permanecido 'incomunicados' por varias horas o días, a menudo en cuarteles policiales", precisó el reporte.

"Algunos han recibido un 'acta de advertencia', que los fiscales pueden usar después en juicios penales para mostrar un patrón de comportamiento delictivo", añadió.

Recordó que los últimos 12 disidentes del "Grupo de los 75" que fueron detenidos en 2003 y condenados a largas penas de cárcel, fueron excarcelados en marzo de 2011, pero "la mayoría fueron forzados a escoger entre continuar en prisión o el exilio forzado".

Human Rights Watch criticó además que el gobierno cubano "mantiene el monopolio de los medios en la isla, lo que asegura que virtualmente no haya libertad de expresión".

"El Gobierno controla todo lo que difunden los medios en Cuba y el acceso a la información del exterior está altamente restringida. El acceso limitado a internet significa que solo una pequeña fracción de cubanos pueden leer artículos publicados independientemente y blogs", alertó HRW.

El informe también destacó que el gobierno cubano impide a sus ciudadanos salir y entrar al país sin obtener un "permiso oficial, que a menudo es negado".

"Por ejemplo, a la conocida bloguera Yoani Sánchez, que ha criticado al Gobierno, se le ha negado el derecho a salir de la isla para recibir premios y participar en conferencias en al menos 16 ocasiones en los últimos cuatro años", indicó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG