Enlaces de accesibilidad

Clínica Cira García atiende 2000 extranjeros cada día


La mayoría proceden de América Latina, pero también hay pacientes de Angola, Canadá, España, e incluso cubano-estadounidenses que viajan desde los EE.UU.

La leyenda del fútbol Diego Armando Maradona abrió el camino para que Cuba se convirtiera en un destino del turismo médico, cuando viajó a la isla para un tratamiento de adicción a las drogas en el año 2000. Desde entonces, miles de otros rostros famosos y no tan famosos han viajado a la isla en busca de ayuda, y el gobierno quiere aprovechar ese éxito, informa la agencia AFP en una serie de reportajes especiales sobre los destinos turísticos en el mundo.

Rehabilitación de drogas, de habilidades motoras tras un accidente, tratamientos oftalmológicos y cirugía plástica están entre los procedimientos que los extranjeros buscan en Cuba.

"He mejorado muchísimo. Ahora puedo mover mis brazos y mis piernas, y casi puedo sentarme por mí mismo", dijo el venezolano Cruz Ramos, quien llegó a Cuba hace dos meses, por heridas recibidas después de un accidente automovilístico.

En el centro de La Habana, en una clínica que se especializa en cirugía oftalmológica, su compatriota Carlos Armando Montana alaba los servicios. "La atención médica es excelente, tanto por la calidad de los médicos como por el ambiente y las instalaciones", dijo Montana, de 24 años, quien se sometió a un trasplante de retina después de haber perdido el uso de su ojo izquierdo en un accidente con fuegos artificiales.

Cuba siempre ha sido conocida por producir médicos de calidad y ofrecer excelentes servicios médicos, y como el gobierno comunista busca revivir la moribunda economía de la isla, quiere hacer del turismo médico un gran generador de ingresos.

La principal fuente de ingreso de divisas de Cuba es la venta de servicios médicos a otros países - legiones de médicos y enfermeras, que son empleados públicos, viajan al extranjero a trabajar tras la firma de acuerdos con el país anfitrión. Si bien esto genera miles de millones de dólares al año, el turismo médico está todavía en sus inicios.

Servimed, una empresa del gobierno con fines de lucro, que comercializa los servicios médicos para extranjeros cuenta con páginas web en español, francés e Inglés, las dos últimas dirigidas sobre todo a los canadienses.

"Cuba es un país pobre que ha puesto sus prioridades en los lugares adecuados, es decir, en los servicios de educación y salud", dice el sitio. "Ofrecemos la oportunidad de ser visto y tratado por médicos cualificados y sin las demoras que se podría encontrar al tratar de visitar a un médico en Canadá."

Cuba recibió 2,8 millones de turistas en 2012, según cifras oficiales, aunque se desconoce cuántos de esos extranjeros viajaron a la isla específicamente para recibir tratamiento médico.

"Cuba tiene los mejores médicos del mundo", dijo Maradona después del tratamiento de la drogadicción. La leyenda del fútbol argentino, que se hizo amigo del entonces gobernante Fidel Castro, estaba tan enamorado de la isla que tiene un tatuaje del Che Guevara en el hombro derecho y una imagen de Fidel tatuado en su tobillo izquierdo.

Los líderes africanos y latinoamericanos también han buscado atención médica en Cuba, incluyendo el de Ecuador, Rafael Correa y Hugo Chávez.

La Clínica Cira García de La Habana, es reservada solo para los extranjeros, la cirugía de aumento de senos cuesta $ 1 248, en comparación con los $ 6 000 en los Estados Unidos, $ 4 350 en el Reino Unido y $ 2 500 en México, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). "En esta clínica manejamos todo tipo de especialidades médicas", dijo la subdirectora del centro médico Maria Antonieta González y aclaró que si uno de los expertos no está disponible, se usan profesionales de otras clínicas.

Cuba tiene el mayor número de médicos por habitantes en el mundo - uno por 148 habitantes, según la Organización Mundial de la Salud. En otros países "lo que encarece a los procedimientos son los médicos, pero en Cuba, se les paga como todo el mundo", dijo González. Lo que aumenta el costo, sin embargo es la dificultad en la obtención de suministros médicos, que no se puede comprar en el cercano Estados Unidos debido al embargo comercial, dijo González a AFP.
Una paciente es sometida a una tomografía axial computarizada en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovasculares de La Habana.
Una paciente es sometida a una tomografía axial computarizada en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovasculares de La Habana.

En un día cualquiera, hay 2000 pacientes de todo el mundo en la clínica Cira García, ubicada en Miramar. La mayoría proceden de América Latina, pero también hay pacientes de Angola, Canadá, España, e incluso cubano-estadounidenses que viajan desde los EE.UU. Otros hospitales de La Habana, como el Hermanos Ameijeiras y el González Coro, han abierto "salas internacionales" para sacar provecho de la afluencia de extranjeros.

Los hoteles están entrando en el negocio también, con lugares como El Viejo y el Mar (El Viejo y el Mar), Tritón y Neptuno con médicos que atienden a los turistas médicos. Aparte de los extranjeros que pagan en divisas, miles de venezolanos viajan a Cuba cada año para recibir tratamiento médico gratuito, beneficiándose de un acuerdo que firmó Chávez con Fidel Castro en el año 2000.

Caracas paga por 43 centros de salud en Cuba que atienden a los venezolanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG