Enlaces de accesibilidad

"La pérdida de la riqueza espiritual del cubano revela una sociedad en crisis"


El pastor bautista Mario Félix Lleonart y su esposa, la misionera Yoaxis Marcheco, sobre la crisis de valores en Cuba, los cristianos cubanos y la sombra de la Oficina de Atención a Asuntos Religiosos del PCC...

Invitados por Solidaridad Cristiana Mundial se encuentran en EE.UU. el pastor bautista cubano Mario Félix Lleonart y su esposa, la misionera bautista Yoaxis Marcheco.

La pareja, residente en Taguayabón, municipio villaclareño de Camajuaní, es conocida por levantar desde el pueblo de Dios dentro de Cuba, y a través de sus blogs y sus cuentas de Twitter, una voz de compromiso social y denuncia de las penurias del cristiano y el cubano común, bajo un gobierno que todavía procura --y a veces lo logra-- sojuzgar a las iglesias a través de una obsoleta Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista. Ellos consideran esa oficina "la máxima demostración de que no se puede hablar de libertad religiosa en Cuba".

Luego de una visita a Washington DC, donde se entrevistaron con directivos de la Alianza Bautista Mundial, de organizaciones defensoras de la libertad de culto, congresistas como la demócrata Bárbara Boxer, y funcionarios de la administración Obama, Lleonart y Marcheco visitaron martinoticias.com

.
Aquí nos participaron sus experiencias y puntos de vista de primera mano sobre la realidad de las iglesias, las congregaciones evangélicas y la población en general.en Cuba

Martinoticias: Raúl Castro se refirió alarmado en un discurso a mediados de año al “acrecentado deterioro” de los valores morales y cívicos en el pueblo de la isla, y poco después su segundo al mando, Miguel Díaz-Canel, pidió ayuda a las iglesias protestantes para resolver el problema ¿Cómo lo ven ustedes?

Mario Lleonart: Primero, me parece cruel que él haya culpado de la crisis moral a los cubanos en ese discurso y que no asumiera la responsabilidad que ellos tuvieron en el problema. Además hay una contradicción, pues nos piden ayuda y no nos dan acceso a los medios de comunicación, ni nos han devuelto los colegios donde podríamos aportar mucho al pueblo, espacios donde la gente pueda perdonar, y reconciliarse y educarse,

MN: ¿Cómo creen que podrían ayudar las iglesias?

Yoaxis Marcheco: Cuando están pidiendo ayuda a las iglesias es porque reconocen que la educación cristiana inculca valores y otras cosas positivas a la sociedad, sobre todo a la juventud. La educación en Cuba se basa en la masividad, no en la calidad, y las iglesias educarían a las nuevas generaciones con calidad, nos interesan más los valores éticos y morales y una mayor profundidad en la enseñanza, y podríamos influir mucho en que el futuro de Cuba sea mejor, enseñando los valores que nos enseña Dios, que nos enseña la Biblia.

MLl: Hay una contradicción entre lo que el gobierno está pidiendo y las posibilidades que da, y creo que es porque no quiere perder su influencia, especialmente sobre las nuevas generaciones. En las iglesias hemos organizado kindergarten para cuidar a niños de menos de 5 años, la edad en que entran a la primaria, y la guerra que les ha hecho el gobierno ha sido terrible. Los de las iglesias de Vueltas y Camajuaní tuvieron que cerrar. La de Placetas lo ha mantenido contra viento y marea pero les han hecho la guerra, como también a un programa que tienen para que profesores de calidad, que han contratado, les repasen a los niños después de la escuela, y les enseñen también asignaturas cristianas. Entonces me pregunto ¿qué ayuda podemos dar, si lo que se mantiene es una educación ideologizada que pregona cosas como la violencia?

MN: ¿Cómo se manifiesta en Cuba esa crisis de valores?

YM: Desde la manera de vestir hasta el modo de proyectarse es todo muy marginal, incluso jovencitos de buena familia se expresan de manera chabacana. Buenos modales como dar las gracias, pedir de favor, ofrecer disculpas, ceder el asiento a un anciano o una embarazada , son cosas que ya no se dominan por la juventud cubana, para ellos esas son cosas ridículas y del pasado. Vemos sobre todo el egoísmo, solamente “yo” y “yo” y una preocupación centrada en las cosas materiales. La pobreza material ha hecho que el cubano pierda en parte su riqueza espiritual Es lamentable, porque revela una sociedad en crisis.

MLl: Yo creo que en Cuba estamos en una cultura de sobrevivencia en la que la gente es egoísta, busca su propio beneficio, muchas veces a costa de los demás.

Un bautismo. Foto cortesía de EchoCuba.org
Un bautismo. Foto cortesía de EchoCuba.org
MN: Sin embargo se ha reportado que desde el peor momento del período especial en los primeros años 90 las iglesias evangélicas han experimentado un crecimiento sostenido, y hoy se calculan entre 700.000 y 800.000 los cubanos que se han bautizado, asisten regularmente a sus iglesias y contribuyen a sostenerlas ¿Cómo se concilia una cosa con la otra?

MLl: Lo del crecimiento es cierto, pero creo que mientras esas cifras no tengan un impacto en el resto de la población no podremos hablar de un auténtico avivamiento. A los ministros cristianos cubanos nos falta enfatizarle a la gente que el cristianismo no es simplemente para vivirlo dentro del templo, para ir a la iglesia el domingo con una Biblia debajo del brazo.

MN: Desde los 90 algunas prohibiciones se mantienen y otras se han levantado para la religión y las iglesias en Cuba…

Casas culto. Foto cortesía de EchoCuba.org
Casas culto. Foto cortesía de EchoCuba.org
YM: El gobierno cubano tiene la costumbre de abrir por un lado y cerrar por el otro. Desde 1992 los militantes del Partido comunista pueden asistir a una iglesia, y ser cristiano ya no te afecta para conseguir un trabajo o estudiar en la universidad, entonces la manera de regular el crecimiento es no permitir la construcción de nuevos templos. Sí , se autorizan las casas-culto, pero se regula su número y sobre todo el número de personas que se pueden congregar en cada una de ellas.

MLl: Mucha gente en el mundo no entiende que el proceso que se está viviendo después de los cambios de 1992-93 es más peligroso que la persecución abierta de antes contra la religión, porque ya no se utilizan calabozos o cárceles, sino que se busca complicidad, se utilizan “zanahorias”, premios que “te los doy si te portas bien”, una frase que le gusta mucho a Caridad Diego, la jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista, una estrategia más sutil, pero más venenosa y peligrosa para las iglesias que pueden caer en la trampa de convertirse en los falsos profetas que los regímenes opresivos siempre han tenido como aliados.

Movimientos religiosos contestatarios como el Movimiento Apostólico y los Pastores por el Cambio, no son legalizados y son hostigados con desalojos y otras medidas.
Movimientos religiosos contestatarios como el Movimiento Apostólico y los Pastores por el Cambio, no son legalizados y son hostigados con desalojos y otras medidas.
YM: Como parte de esa apertura el régimen ha podido infiltrar a las iglesias, no sólo con agenteso informantes de la Seguridad del Estado, sino que la presencia de militantes comunistas en las iglesias implica que si un líder cristiano necesita ministrar a alguien de la oposición le pueda salir al paso un militante y le advierta “Cuidadito, porque esta persona está en contra de nuestro gobierno y tú como pastor no puedes meterte en política”.

MN: En enero del 2011 el gobierno del presidente Barack Obama incluyó en su proclama sobre los viajes con propósito y de pueblo a pueblo a Cuba una licencia general para las visitas de religiosos estadounidenses y otra para el envío de remesas de ayuda a las iglesias cubanas ¿Cómo está funcionando en la práctica?

MLl: La Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos, que para mí es la máxima demostración de que no se puede hablar de libertad religiosa en Cuba, está frenando todo lo posible lo que Obama quiso viabilizar. Para que un pastor de EE.UU. vaya a Cuba tiene que ser invitado por un pastor, iglesia o institución religiosa cubana; tiene que solicitar su visa con propósitos religiosos, y tramitarla a través de Caridad Diego, la directora de esa Oficina, que es quien la aprueba o no. Pero aún si son aprobados la visa no les garantiza ir adonde ellos deseen, visitar la iglesia o el pastor que quieran, sino solamente la iglesia que los invitó. El pastor de esas iglesia los tiene que recibir en el aeropuerto y allí se les hace saber que tienen que ceñirse a un itinerario.

MN: Ustedes escriben desde Cuba los blogs Cubano Confesante (Mario) e Isla Interior (Yoaxis) ¿Cómo ha sido su experiencia blogger?

MLl: Para mí ha sido el púlpito desde el cual le he podido hablar a todo el mundo .Yo me sentí retado por jóvenes como Yoani Sánchez que ni siquiera estaban en las iglesias eran más valientes que los que estábamos en las iglesias, y sentí que Dios me hablaba mediante su Palabra que dice, "si ustedes callan hasta las piedras hablarán" (Lucas 19:40). Ha sido una gran pasión porque ahí he podido hablar sin que nadie me limite o me censure. Ahí he expuesto lo que pienso no sólo desde el punto de vista teológico, sino también político y social. Los cristianos contamos con armas para influir en los políticos, y uno de nuestros pecados ha sido dejarles que hagan y deshagan.

YM: MI blog ha sido como el caminito a la libertad. En primer lugar debe uno sentirse libre, aún si está viviendo en una prisión. Y Twitter es casi, casi mis palabras, mi voz. Cuando mi teléfono está censurado, o no tengo saldo, o por alguna otra razón no puedo enviar un tweet es como si algo de mí faltara. Y por increíble quer parezca, porque en Cuba ha estado muy censurada y limitada la internet, vienen personas y me dicen: “oye, leí tal cosa”, y es porque alguien lo imprimió. Y de fuera de Cuba tenemos mucha retroalimentación, muchos mensajes SMS, muchos tweets retuiteados que nos mantienen informados y que nos permiten decir “Caramba, no estamos solos”.

MN: Pastores de Estados Unidos como el mío, que han visitado a congregaciones evangélicas en las provincias de Cuba, regresan impresionados por la manera en que los fieles y sus ministros se sobreponen a las dificultades económicas, de transporte, y de todo tipo, para llevar la Palabra de Dios, para alabarle, para congregarse en lugares de muy difícil acceso ¿Cuál es la experiencia de ustedes?

A veces en lugar de bancas los asientos son bloques de concreto, pero las casas-culto se llenan (foto Echo Cuba).
A veces en lugar de bancas los asientos son bloques de concreto, pero las casas-culto se llenan (foto Echo Cuba).
YM: Nosotros vivimos esa realidad. Predicar el evangelio en Cuba es como vivir en Cuba. Por ejemplo, tenemos una pequeña Iglesia en un sitio rural bien remoto e intrincado llamado Rosalía. Llegar a ese lugar, sobre todo en temporada de lluvias, es bien difícil. Mi esposo, que es quien más se mueve hacia allá, tiene que ir a caballo, o en bicicleta, o a pie. A veces ha estado a punto de tener que nadar, porque el caminos está en malas condiciones y se inunda, y así tiene que llegar allá y predicar el Evangelio.

Y así lo hacen los cristianos en Cuba, porque hay una cosa que sí quiero decir, y es que cuando el cubano llega a sentir a Cristo en su corazón busca todas las alternativas posibles para difundir su Palabra. Si eso es así ahora, imagínate en una Cuba donde tuviéramos los medios de transporte y todos los demás recursos para diseminar la Palabra de Dios.
  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG