Enlaces de accesibilidad

Sexteto, secularización, secretaria... El autor recupera el sentido original de algunas palabras

No es de extrañar que los cubanos nos comamos la "S". La letra más bella del alfabeto es toda curva e insinuación, y es, además de la más apetitosa, la más voluble: pura entrega de la cintura a los pies, aunque retraiga el busto y esquive el abrazo. Obsérvesele avanzar hacia el margen derecho de la página y adviértase la postura.

Ninguna con una pelvis tan pronunciada (la "b" minúscula es pura panza); ninguna de cuerpo tan serpentino (cabe imaginarla ungida de aceite aromático, bailando a la luz de la luna o en la penumbra del dormitorio en llamas); ninguna más adecuada para tenderse sobre ella y, consumado el acoplamiento, meter la cabeza entre su barbilla y sus pechos y dormitar. Esmerarse en pronunciar la "S" es acceder a compartirla, arrojarla de nuestros adentros: hay que saborearla y retenerla entera.

El pez muere por la boca, y el cubano, criatura de isla, es decir, tan ligado al mar como a la tierra, más mar a veces que tierra --lo sabe el Estrecho de la Florida--, no duda en morder el anzuelo que dibuja la "S", aunque ésta no ofrezca más carnada que ella misma.

Si la voz Cuba luciera una "S" a cualquier altura de su ortografía no nos la comeríamos con tanta frecuencia. El origen de nuestra voracidad está en su exclusión.

Sabueso - Detective raquítico.
Sabuesos - Restos mortales de Sab, esclavo protagonista de una novela de Gertrudis Gómez de Avellaneda publicada en 1841.
Salchichón - Orden emitida por el cerebro a cualquier zona de la cabeza que recibe un golpe.
Salmuera - Lema acuñado por los que odian la sal.
Salpicadura - 1) Partícula de tabaco mezclada con sal. 2) Exhortación del organismo al cuerpo para que muestre los perjuicios causados por la agresión de un ave, reptil o insecto y busque alivio o cura.
Saltamontes - Insecto capacitado para salvar, de un solo brinco, colinas y caer del lado opuesto.
Sancocho - En Hispanoamérica, patrón de los guisos.
Sandalia – Patrona de las flores.
Santurrón - Santo patrón de los dulces elaborados con frutos secos y miel.
Secretaria – 1) Experta en guardar secretos. 2) Glándula capaz de alcanzar un desarrollo superior en los cantantes de ópera. (De secretar o segregar y de aria, obra musical para ser interpretada por una sola voz. Ejemplo: Nada más importante para el tenor de edad avanzada cuyas facultades comienzan a menguar que el buen funcionamiento de su secretaria).
Secularización - Tendencia de la moda femenina a destacar los glúteos.
Semejantes – 1) Deja vu. 2) Paráfrasis del título de una composición de Armando Manzanero: “Parece que fue ayer”
Seno – Debe decirse "no sé".
Sepulcro - Exhortación a asearse.
Serenata - Sustancia cremosa que cubre la leche que se deja reposar de noche. Madre de la mantequilla.
Sermonear - Divertir adoptando conductas simiescas.
Servicio - Anhelo de inmortalidad: vicio de ser.
Sesuda - Sauna.
Sexteto - 1) Juguete erótico. 2) Chupete del que pueden aprovecharse, simultáneamente, hasta seis bebés.
Siembra – Debe escribirse si es hembra o si hembra, siempre con “h”. No debe empalmarse la conjunción condicional "si" con el próximo vocablo ni prescindirse de la "h" inicial que éste conserva de un tiempo en que el sonido de la consonante imitaba el de una herramienta cortante al clavarse en un árbol. Una conciencia ecológica exacerbada, digna de encomio y precursora de la actual, la llevó a enmudecer.
Símbolo - Aparato digestivo desolado.
Símil – Ratificación de que se trata de un millar.
Simpático - 1) Parte del sistema nervioso que obliga a las personas a sonreír. 2) Ave palmípeda que ha perdido sus crías.
Simular - Trabajar a lo bestia.

  • 16x9 Image

    Orlando González Esteva

    Nació en Palma Soriano, Cuba. Reside en Estados Unidos desde 1965. Sus poemas, que al decir del escritor Octavio Paz hacen “estallar en pleno vuelo a todas las metáforas”, aparecen publicados en Mañas de la poesía, El pájaro tras la flecha, Escrito para borrar, Fosa común, La noche y los suyos y Casa de todos. Es también autor de los siguientes ensayos de imaginación: Elogio del garabato, Cuerpos en bandeja, Mi vida con los delfines, Amigo enigma, Los ojos de Adán y Animal que escribe. El arca de José Martí. González Esteva ha ofrecido lecturas de versos, charlas y talleres en Estados Unidos, España, Japón, Francia, México y Brasil, y ha desarrollado una intensa labor cultural en los medios literarios, artísticos y radiofónicos de Miami.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG