Enlaces de accesibilidad

Un obispo cubano en la ruta del Padre Varela


No hay una ciudad en la Florida que tenga tanta historia común con la Isla de Cuba como San Agustín.

Hay una inmensa cruz que se ve desde varios lugares de la ciudad de San Agustín, en la costa oriental de la Florida. Allí fue donde se realizo en 1565 la primera misa católica en el territorio de lo que hoy es Estados Unidos de Américas.

Fueron conquistadores españoles y misioneros los que escogieron el lugar al desembarcar.

Las iglesias de esa ciudad estuvieron bajo la jurisdicción de la diócesis de Santiago de Cuba de 1565 a 1787, y de la entonces diócesis de San Cristóbal de La Habana, Louisiana y las Floridas de 1787 a 1793.

No hay una ciudad en la Florida que tenga tanta historia común con la Isla de Cuba como San Agustín. Esa ciudad no se aparta de la biografía del Siervo de Dios, Padre Félix Varela y Morales.

Arribó Varela con tres años de edad a San Agustín, donde recibió sus primeras enseñazas. El exilio de tres décadas lo hace en varias ciudades de Estados Unidos, siendo la última San Agustín donde fallece en 1853. En el Cementerio de Tolomato, de esa ciudad estuvo enterrado durante 60 años el “padre de la cubanidad”.

Monseñor Felipe J. Estévez fue nombrado Obispo (décimo) de la Diócesis de San Agustín por Papa Benedicto XVI el pasado 27 de abril.

Este 1 de junio Monseñor Estévez rezará el Oficio de las Vísperas en la Catedral Basílica de San Agustín. El oficio divino vespertino en San Agustín es la bienvenida a Estévez en la diócesis. La ceremonia de toma de posesión se efectuará el 2 de junio en la tarde y tendrá lugar en la Iglesia de San José en Jacksonville.

En la Catedral Basílica de San Agustín, sede de la diócesis, tendrá Monseñor Estévez, como marca la tradición, que tocar la puerta del templo y le abrirá el obispo saliente, Víctor Galeano, quien se retira por cumplir 75 años, la edad de retiro.

Nació Estévez en 1946 en Pedro Betancourt, Matanzas y fue uno de los miles de adolescentes cubanos que arribaron a los Estados Unidos en el programa Pedro Pan en 1961. En mayo de 1970 fue ordenado sacerdote en Fort Wayne, Indiana, para la Diócesis de Matanzas, Cuba.

En vez de servir en la Isla tuvo que hacerlo en Goascaran, Honduras; allí fue su primera misión sacerdotal, en un apartado pueblo de la costa occidental hondureña en la frontera con El Salvador. En Honduras también comenzó a impartir clases en varios seminarios.

En 1979 se incardinó en la Arquidiócesis de Miami. Hizo estudios en Canadá e Italia. Tiene un doctorado en Teología de la Universidad Pontificia Gregoriana. Fue rector y director espiritual del seminario regional San Vicente de Paúl en Boyton Beach y como párroco en Santa Ágata se encargaba del ministerio pastoral para los estudiantes de la Universidad Internacional de la Florida.

Desde el 2001 fungió como obispo auxiliar de Miami y más reciente, en el 2010, el Obispo Thomas Wenski le había nombrado vicario general de la arquidiócesis de Miami. Con 65 años de edad podrá estar diez más al frente de la diócesis. Sus estudios en el Centro de Estudios de Sexología Human de Chicago y en el Instituto San Luca sobre la sexualidad le ayudaran a lidiar con los escándalos que ha afrontado la iglesia católica en las últimas décadas.

Felipe J. Estévez se convierte así en el tercer cubano que se encarga de dirigir una diócesis en Estados Unidos. Con anterioridad el Obispo Enrique San Pedro SJ estuvo al frente de la Diócesis de Brownsville, Texas, de 1991 a 1994. Los dos coincidieron, uno como rector y el otro como profesor en el seminario de Boyton Beach, Florida a inicios de década de los ochenta. Y en octubre del 2009 era nombrado Obispo (cuarto) de Pueblo, Colorado, Monseñor Fernando Isern, quien entonces fungía como director de la Escuela Arzobispo Coleman F. Carroll, en Miami.

XS
SM
MD
LG