Enlaces de accesibilidad

Familiares de Oscar López dicen tener información sobre posible excarcelación


Clarisa López Ramos abraza a una persona disfrazada con un rostro gigante de su padre Óscar López Rivera, preso en EEUU desde hace 32 años. Archivo.

Tras la liberación de los tres espías cubanos, por quienes abogó el expresidente de Uruguay, los familiares del independentista puertorriqueño cifran sus esperanzas en un proceso similar.

Las probabilidades de que el prisionero puertorriqueño Oscar López Rivera salga en libertad próximamente cada vez son más altas tras la liberación que Barack Obama le concedió a tres agentes del grupo de "Los Cinco" espías cubanos a cambio del estadounidense Alan Gross el pasado día 17.

"Esperando la excarcelación de Oscar. Tengo el presentimiento y alguna información de autoridades uruguayas, de que va a ser muy pronto", anunció hoy en su cuenta de Facebook la doctora Marcia Rivera, quien es familiar de López Rivera, y está casada con un uruguayo.

Las declaraciones de Marcia Rivera se dan casi tres semanas después de que el ex presidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, le pidió a Obama mediante una carta la liberación de López Rivera, de 71 años, y la de los tres cubanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño.

En aquel entonces, Mujica aseguró que la liberación de López Rivera, es una de las "amplias avenidas" que pueden conducir "a un proceso de paz, entendimiento, progreso y bienestar para todos los pueblos que habitan aquella zona crucial de nuestra América". El primer acercamiento y pedido que le hizo Mujica a Obama por la liberación de López Rivera ocurrió en mayo pasado cuando ambos se reunieron para hablar, entre otras cosas, asuntos comerciales entre Uruguay y Estados Unidos.

Del igual forma, el ex juez español Baltasar Garzón le envió también una carta a Obama solicitando lo mismo. Garzón, conocido por investigar los delitos cometidos durante las dictaduras del chileno Augusto Pinochet y el español Francisco Franco, sostuvo que las acciones por las que López fue condenado "tuvieron lugar en la década de los 70, por lo que estaban en línea con las distintas luchas descolonizadoras que se producían en el mundo".

"El reclamo de la autodeterminación de un pueblo por vías políticas y pacíficas, jamás debería ser objeto de persecución penal en ningún país democrático. En aquel momento, muchos consideraban que Puerto Rico se encontraba en una situación colonial que ameritaba un movimiento de liberación nacional para su liberación", redactó.

López fue detenido en 1981 y condenado a una pena de 55 años de cárcel por conspiración sediciosa, entre otros delitos, a los que se añadieron posteriormente otros 15 años en 1987 por un intento de fuga. La ley de Estados Unidos, del que Puerto Rico es un Estado Libre Asociado, aplica la conspiración sediciosa cuando dos personas o más en cualquier estado, territorio o jurisdicción de su país conspiran para derrocar o destruir por la fuerza el Gobierno.

En 1999, el presidente de Estados Unidos Bill Clinton conmutó la pena de López y varios compañeros en las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), pero este rechazó la oferta en reclamo de la liberación de otros compañeros. A esa agrupación que operó con sede en Chicago se le atribuye la organización de más de un centenar de ataques con explosivos en
territorio estadounidense y la muerte de cuatro personas, aunque López nunca ha sido acusado de herir a nadie o de tener relación con los ataques de las FALN.

XS
SM
MD
LG