Enlaces de accesibilidad

Cuba llama a Almagro "histérico" y "torpe"


Miembros de la OEA se debaten entre la aplicación o no de la Carta Democrática a Venezuela
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:33 0:00

Miembros de la OEA se debaten entre la aplicación o no de la Carta Democrática a Venezuela

Aseguran que el secretario general de escribió un "calumnioso e injerencista" informe sobre Venezuela con ayuda "de elementos de la oposición golpista venezolana".

Cuba llamó "histérico, torpe y nada ético" al intento del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de intervenir en la crisis política en Caracas.

Almagro convocó a una reunión de urgencia para abordar la situación en Venezuela invocando la Carta Democrática Interamericana, un mecanismo que prevé sanciones en casos de alteración o ruptura del orden democrático. El ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba llamó a esta gestión "convite traicionero contra Ve­nezuela".

El debate celebrado el miércoles por la Organización de Estados Americanos (OEA), se saldó con una declaración de apoyo al diálogo en Venezuela.

Un comunicado publicado por la Cancillería cubana asegura:

"El señor Almagro trató ahora de aplicar la Carta Democrática Inter­ame­ri­cana, en particular su artículo 20, dirigido supuestamente a lidiar contra las rupturas o alteraciones graves del or­den constitucional, que no fue invocada cuando el golpe militar del 2002 contra el presidente Hugo Chávez Frías, ni para condenar los golpes de Estado ni los intentos golpistas que en los últimos quince años han estremecido la región, excepto en un único caso en el 2009 en el que Estados Uni­dos y algunas fuerzas de derecha hi­cieron fuerte resistencia. Para ello, sin mandato de los Estados Miembros, atribuyéndose prerrogativas que no tiene, con ayuda de elementos de la oposición golpista venezolana y de otros personajes reaccionarios de dudosa reputación, escribió un calumnioso e injerencista informe que, en violación de procedimientos, hizo público. Todo parecía servido para un paseo triunfal, pero el Secretario General, los burócratas de la OEA y sus truculentos mentores olvidaron que no vivimos en 1962, cuando con vergonzosa complicidad se juzgó y condenó a Cuba so­cialista".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG