Enlaces de accesibilidad

WSJ: barco norcoreano es una llamada de atención


Barco Coreano

La periodista Mary Anastasia O'Grady publica en el diario The Wall Street Journal que el contrabando de armas en el barco norcoreano muestra la naturaleza del régimen cubano.

El diario The Wall Street Journal publica este lunes, la columna de la periodista Mary Anastasia O’Grady dedicada a temas latinoamericanos, que hoy se enfoca en la captura del barco norcoreano en Panamá, con armas provenientes de Cuba. Según la nota, el hecho “sorprendió a muchos de los que han comprado la línea de que el régimen de Castro se está reformando y con ganas de perder su reputación de criminalidad”.
Compara la actuación de las autoridades cubanas con “la rana legendaria que se comprometa a llevar el escorpión en su espalda a través del agua” y termina este último hincando a la rana porque esa “es mi naturaleza” y O’Grady recuerda que eso “ mismo ocurre con los hermanos Castro. Ellos son simplemente incapaces de contener su bestialidad”.

Recuerda la propuesta de Castro en 1962 para atacar EE UU con armas nucleares, pero que la “la negación está de moda en algunas redacciones y en los vestuarios en el Capitolio. Para los cubanos de la Isla esa naturales de escorpión del régimen no es nueva, dice la periodista y enumera una serie de condiciones que existen en la isla: “no se permite el uso de Internet, para ver las transmisiones de noticias independientes, para ganar dólares, a decir lo que piensan, de enviar a sus hijos a la escuela privada o de rendir culto libremente. Algo tan básico como la leche para los niños es difícil de encontrar. Algunos cubanos que se rebelan languidecen durante años en las mazmorras.

Otros son ahora víctimas de un nuevo método de represión que los observadores llaman "captura y liberación", afirma O’Grady. Cita el informe del Consejo de Relatores de Derechos Humanos en Cuba donde se expone que en los primeros seis meses del año en curso se han realizado en la Isla más de 1.000 detenciones arbitrarias. Constata el aumento de la represión y los esfuerzos de La Habana para traer más divisas mediante la visita de estadounidenses en planes culturales y es la dictadura cubana, dice en la nota, “una curiosidad exótica”.

Como ejemplo presenta la periodista el viaje que esta semana hace a Cuba la elitista Academia Phillips Exeter junto con la Escuela Miss Porter en lo que califican ellos como "una exploración de una semana al fascinante arte y la cultura de Cuba." Pero no hay mención, dice ella de una excursión por las cárceles donde hay inconformes” y menciona a artistas, músicos y activistas de derechos humanos, recordando a Sonia Garro. Y también duda que les enseñen sobre la doble moneda imperante en Cuba, donde los dólares de los visitantes van para ellos y a obreros les pagan con un papel sin valor.

En relación con el barco Gang Chon Chong afirma que a pesar de la declaración del MINREX de Cuba, de que el armamento era obsoleto y viajaban para reparación, la prensa panameña detalla los dos aviones de combate Mig con combustible, radares, plataforma de lanzamiento de cohetes y antena de radar, entre otros. Y afirma que para los expertos “la historia no cuadra”. Cita el ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe quien en su cuenta de Twitter declaro “que una fuente confiable le dijo que parte del cargamento estaba destinado a Ecuador”. Y el periodista colombiano Eduardo Mackenzie señaló que "otros siete barcos norcoreanos habían hecho viajes a Cuba en los últimos cuatro años, con itinerarios similares al Chon Gang Chong".

Culmina la nota en The Wall Street Journal afirmando que “Cuba quiere deshacerse de su condición de paria internacional para obtener créditos del Banco Mundial e InterAmerican Development Bank y de los bancos de Estados Unidos” y evitar la reforma económica y política. Y “adoctrinar a las niñas de la escuela de Miss Porter es parte de ese esfuerzo. El tráfico de armas es, o debería ser, una llamada de atención”, termina O'Grady.
XS
SM
MD
LG