Enlaces de accesibilidad

Cuba, en busca de la luz en la Olimpiada de Londres


Los anillos olímpicos cuelgan del Tower Bridge en Londres, Reino Unido

A pocas horas de comenzar los XXX Juegos Olímpicos Cuba desembarca en Inglaterra con un centenar de competidores pero sólo dos figuras de acentuada proyección mediática

En tres días, el pebetero hendirá con su luz cualquier retazo de niebla que se cierna sobre los XXX Juegos Olímpicos de la era moderna, los de Londres 2012, allí donde los deportistas cubanos deberán encarar su reto más difícil en 50 años.

Dramáticamente descartada de todas las competiciones por equipo -¡Dios mio, cuán lejanas se antojan aquellas campeonas del voleibol!-Cuba desembarca en Inglaterra con un centenar de competidores pero solo dos figuras de acentuada proyección mediática, el luchador de grecorromana Mijaín López, y el corredor de 100 metros con vallas Dayron Robles, sus únicos monarcas en la edición precedente, Pekín '08.

Fogueados cómodamente en territorio continental a lo largo de 48 meses, los mastodontes europeos se habrán confabulado para destronar al ya veterano Mijaín; Dayron, por su parte, se ha quejado -y tales declaraciones públicas son novedosas en la Isla-- de las difíciles condiciones de entrenamiento que allí afrontan los atletas, y por añadidura su rival por antonomasia, el chino Liu Xiang, parece el día de hoy en mejor forma física que él.

Hay otras figuras del campo y la pista -sobre todo mujeres-que podrían asaltar el podio y llenar el hipotético vacío de Dayron Robles, aunque la batalla será difícil. Néstor Calixto, un analista de este deporte en Cuba, comentó hace unos días que los hombres tienen cinco opciones de medallas: además del representante de los 110m con vallas serían Omar Cisneros en 400m con obstáculos, Lázaro Borges en salto con pértiga, Leonel Suárez en decatlón y el relevo 4x400m pero "cualquiera tendría que empinarse con actuaciones sobresalientes".

El experto ve a cuatro chicas con aspiraciones de alcanzar un espacio en el podio, Yarisley Barrios en pértiga, Dailenys Alcántara en triple salto, Yarelis Savigne en disco y Yipsi Moreno en martillo, pero solo imagina la posibilidad de títulos olímpicos para Yarelis y Yipsi.

La magra cosecha dorada de hace cuatro años, sin embargo, podría verse igualada y hasta mejorada por el actual grupo de boxeadores, la disciplina que en algún momento fuera bautizada como buque insignia del olimpismo criollo.

Jit, la publicación digital del Instituto de Deportes (INDER), refleja en una nota desde Londres las palabras del púgil Roniel Iglesias (64 kg), excampeón mundial, tercero en la Olimpiada 2008 y único repitiente de aquella delegación: «Venimos a buscar las medallas que el pueblo espera, y en lo personal creo que serán bastante, sobre todo de oro», dijo.

A pesar de las deserciones de sus peleadores y de los recortes económicos, la única nación occidental que no admite el profesionalismo en el deporte ostenta una ventaja sobre sus rivales en el cuadrilátero, la de acudir a los Juegos Olímpicos con hombres que han competido en cientos de ocasiones.

¿Descartamos entonces al resto de los 110 enviados de la Isla, en 14 disciplinas?

Voluntariosos, explosivos en la competencia y sedientos de fama -también de patriotismo, claro, sin que ello presuponga adorar a un líder todopoderoso-los cubanos judocas, los practicantes del taekwondo, e inclusive del tiro o el ciclismo, podrían brindar alguna sorpresa.

El botín dorado de Cuba en Pekín, insisto, podría crecer esta vez. Pero me parece difícil que acrecienten el total de medallas de entonces, cuando obtuvieron 11 de plata y 11 de bronce.
XS
SM
MD
LG