Enlaces de accesibilidad

Las razones para determinar que una tarjeta de navegación a internet está bloqueda hay que buscarlas en La Habana.

El acceso a Internet a través de la conexión Nauta.cu comenzó a evidenciar los primeros síntomas de que ni es libre y ni es para todos, aseguraron los periodistas independientes Rolando Rodríguez Lobaina y Anderlay Guerra Blanco luego de que el primero recibiera en la Sala de navegación de Guantánamo la información de que su cuenta había sido cancelada.

Rodríguez Lobaina, periodista independiente y director del Proyecto Palenque Visión, dijo que cuando la joven que atiende a los usuarios en la Sala de navegación de Guantánamo le comunicó que su cuenta en Nauta.cu había sido eliminada, indagó las razones y le respondieron que iban a “consultarlo con ETECSA en La Habana”.

Una nota publicada en los medios de difusión nacionales indica que ante cualquier reclamo o sugerencia con relación al servicio, el usuario debe dirigirse al personal responsable de la sala de navegación en la que se encuentre y también tiene el derecho de notificarlo a Etecsa en las diferentes unidades comerciales, o llamando al teléfono 118.

Sin embargo, Lobaina dijo que no se siente optimista con que le ofrezcan una explicación, por eso publicó en su cuenta de twitter que esos son los primeros síntomas de la Internet "libre".

Desde que se abrió Nauta.cu Lobaina ha publicado decenas de reportajes que recorren diversas facetas de la sociedad civil cubana y al parecer “la policía política anda detrás de todo eso y no le extraña que anden rastreando los lugares por donde navegó”, dijo.

El servicio nauta.cu en los puntos recién abiertos en todo el país a diferencia de los Cibercafés (6.00 CUC la hora de conexión) permite a los usuarios abrir una cuenta y conectarse a ella desde cualquier lugar del país siempre que se mantenga un fondo mínimo de 2.00 cuc en ella, dijo Rolando.

Con los nauta.cu la conexión es más rápida y permite subir videos a Youtube, Facebook, Twitter y varios sitios digitales, señaló el reportero que generalmente publica sus trabajos desde Guantánamo.

Guantánamo/sala de navegación
Guantánamo/sala de navegación
La única opción que tiene un cubano que se vea en la misma situación de Rodríguez Lobaina es ir a un cibercafé, aunque allí hay varios contratiempos porque es más lenta, no permite abrir una cuenta para conectarte desde cualquier ciber del país, para cada hora se requiere una tarjeta por 6.00 CUC y lo peor “las odiosas colas para comprar tarjetas”, puntualizó el comunicador.


please wait

No media source currently available

0:00 0:12:33 0:00

Por su parte Anderlay Guerra también del proyecto ‘Palenque Visión’ lamentó el incidente ocurrido al colega y advirtió que lo ocurrido le puede pasar a cualquiera de ellos porque “el reglamento para el cibernauta es muy ambiguo, “en el contrato no hay claridad en lo que ellos –ETECSA- quieren precisar como legal o ilegal apuntó Guerra.

Guerra señaló que “sencillamente hacen lo que quieren y cuando quieren".

Los cubanos estrenaron el pasado cuatro de junio, nuevos servicios para conectarse a Internet con la apertura de 118 nuevas salas de navegación en todo el país y hasta la fecha ningún ciudadano se había quejado de que les impusieran alguna limitación para acceder, tampoco que le hubieran limitado sus cuentas.

Declaraciones de Andelay Guerra
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

Las nuevas salas de navegación se ubicaron en Telepuntos y Centros Multiservicios de Etecsa, los cuales abren de lunes a domingo de 8:30 a.m. a 7:30 p.m; así como en Oficinas Comerciales, las cuales seguirán los mismos horarios establecidos en cada caso para ellas.

Conoces a alguien que haya pasado por una experiencia similar a Rolando Rodríguez Lobaina? Escríbenos tus comentarios en @martinoticias ​
  • 16x9 Image

    Idolidia Darias

    Idolidia Darias estudió Lengua y Literatura en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela en Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Es autora  del libro “Escambray, la historia que el totalitarismo trató de sepultar”  y coautora de “Cuba: desplazados y pueblos cautivos”.
    Es autora del blog lafronteratransparente.

XS
SM
MD
LG