Enlaces de accesibilidad

Liberan a Ángel Moya Acosta


El exprisionero político Ángel Moya Acosta.

Asegura Moya Acosta que en la celda donde le metieron había escasa iluminación y peor ventilación, además de que estaba infectada de mosquitos.

El ex prisionero de conciencia de la Primavera Negra de Cuba, Ángel Moya Acosta, quien estuvo detenido nuevamente desde el pasado 12 de agosto fue liberado este martes en Pedro Betancourt, Matanzas.

Moya Acosta dijo a Radio Martí que ese día fue arrestado junto a Francisco Sigler Amaya, Edelbis Granda y Dagoberto Santana por efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria y de la seguridad del Estado, violentamente, y posteriormente trasladados hacia diferentes unidades policíacas de la provincia de Matanzas.

Agregó el opositor que en el auto en que los llevaban arrestados había emanaciones de combustible y el chófer se negó a abrir la ventanilla por órdenes de los agentes de la Seguridad del Estado.

Asegura Moya Acosta que en la celda donde le metieron había escasa iluminación y peor ventilación, además de que estaba infectada de mosquitos.

Por otro lado, tras haber sido liberado, el ex prisionero de conciencia cubano, Moya Acosta, resaltó el apoyo que él y otros disidentes recibieron de vecinos del poblado Pedro Betancourt, Matanzas, a la vez que denunció la represión en esa parte de la Isla contra la oposición pacífica.

Moya Acosta dijo que muchos vecinos fueron citados por la seguridad del Estado para manipularlos en su contra, pero que la población nunca se prestó a ello, sino que le mostró total apoyo.

Moya dijo por otro lado que todos los demás disidentes detenidos se encuentran también en libertad.

"Ellos no dicen el motivo por el cual fuimos detenidos, pero sospechamos que la causa fue la campaa que convocamos que se llama "Plegaria por la vida" y, en definitiva, por defener los derechos humanos en Cuba.

Además refirió Moya Acosta que desde enero pasado ha sido detenido en cinco
ocasiones por unas horas o un par de días como ocurrió esta vez.

El opositor fue condenado a 20 años de prisin durante la ola represiva que llevó a la cárcel a 75 disidentes en la llamada "Primavera Negra" de 2003, y salió de la cárcel en 2011 con una "licencia extrapenal" como parte del proceso de liberaciones en el
que mediaron la Iglesia católica cubana y el Gobierno espaol.
XS
SM
MD
LG