Enlaces de accesibilidad

Cuba: más de 100 años de cárcel a oficiales del MININT


Edificio A del MININT en La Habana

Más de un siglo de prisión, es la petición fiscal promedio para cuatro oficiales sentenciados el pasado 9 de mayo, acusados de robo y venta de información altamente clasificada perpetrado en la oficina secreta del Ministerio del Interior, en el 2016.

Coronel Carlos Emilio Monsanto, 37 años de privación de libertad (conmutada la pena capital. En moratoria pero existe)

Mayor Ernesto Villamontes, 30 años de privación de libertad.

Mayor Jorge Emilio Pérez, 30 años de privación de libertad.

Además de un alto oficial de tropas guardafronteras, de nombre Román, condenado a 22 años de privación de libertad.

Procesados por separado, fallos similares cayeron sobre 12 cómplices, y un imputado del que nada o muy poco se sabe, y que se conoce como “el autor intelectual”. El hermetismo del proceso, por ahora, incluye que de estos últimos se desconozcan nombres, grados y cargos.

Los 4 ex militares encausados fueron sancionados bajo cargos de:

- Alta traición a la patria.

- Robo y venta de material clasificado a gobiernos extranjeros.

- Realizar actos dirigidos a promover la deserción y estimular desobediencias entre altos oficiales.

- Difundir predicciones maliciosas tendentes a causar descontento entre altos mandos militares.

- Enriquecimiento ilícito.

- Cohecho.

- Abuso en el ejercicio del cargo.

Como sanciones accesorias, los acusados fueron despojados de sus grados militares, se le confiscaron bienes que el tribunal consideró vinculados al proceso, y se les prohibió de forma indefinida el ejercicio de cualquier cargo de mando o dirección.

Según fuentes con acceso al papeleo, los implicados en la cuasi impenetrable causa, expatriaron capital cubano a través de una serie de operaciones de dudosa coherencia comercial. La planificada estrategia – aseguran - era usar ese dinero para convencer y/o chantajear a otros altos oficiales y dirigentes del partido para, aprovechando el vacío de poder, estimular la insatisfacción dentro de las filas castrenses.

La información sobre este proceso judicial se había mantenido con absoluta inaccesibilidad hasta que el 31 de marzo de 2016, en esta página, bajo el título “General Gondín languidece tras ataque cibernético al MININT”; publiqué que el general de división Carlos Fernández Gondín, había salido de su oficina acompañado de un médico, luego de un ataque de furia que le provocara una isquemia y terminó hospitalizado. Meses después, el 7 de enero, murió.

Para entonces, se decía que un individuo, o grupo no identificado, había entrado al depósito donde se guardan chismes ultra secretos y desvalijó una importante base de datos con información privilegiada. Ahora sabemos que entre los datos robados existen documentos que implican y/o comprometen a dirigentes y familiares de dirigentes cubanos, a figuras del mundo intelectual, a catedráticos, diplomáticos, empresarios, personas influyentes y políticos importantes de varios países; una lista comprometedora con objetivos de interés penetrados fuera de Cuba; actividades encubiertas realizadas fuera de la isla; operaciones de desestabilización regional; lavado de dinero y blanqueo de capital; un amplio catálogo de información negociadas por la inteligencia cubana con servicios secretos extranjeros; y una amplia relación de importantes inversiones que a nombre de testaferros el gobierno mantiene allende de las fronteras del territorio nacional.

  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG