Enlaces de accesibilidad

¿Puede que Cuba y Corea del Norte hayan actuado de buena fe en el traslado de armas en buque Chong Chon Gang?


¿Puede que Cuba y Corea del Norte hayan actuado de buena fe en el traslado de armas a bordo del buque Chong Chon Gang?

Los gobiernos de Cuba y Corea del Norte han actuado con una evidente mala fe en el caso de las armas ocupadas a bordo del buque norcoreano detenido en Panamá.
Todos los elementos del caso demuestran que se trata de una operación de contrabando ilegal de armas, concebida, preparada y llevada a cabo por los gobierno de ambos países.

La forma de actuar y todos los elementos relacionados con el caso del buque demuestran que ambos países violaron las normas internacionales de exprofeso y que se encontraban conscientes de lo ilegal de sus conductas.

La forma en que fue cargado el buque es un evidente intento de enmascaramiento de la carga militar a bordo. Situar los contenedores con el armamento debajo de la carga de azúcar persigue el evidente objetivo de esconderla y con ello demuestran su mala fe y su intento de mover este armamento de contrabando.

La forma en que se cargaron los sacos de azúcar, sueltos y sin fijarlos a una base, solo persigue dificultar su extracción y complicar cualquier operación de revisión o control en el buque.

La reacción violenta de los tripulantes y el acto de sabotear las grúas de la embarcación son evidentes pruebas de que todos a bordo conocían de lo ilegal del traslado.
El intento de suicidio del capitán de la nave es otra prueba del conocimiento del contrabando y de lo ilegal de la carga que tenían todos los implicados.

Los esfuerzos de un viceministro de relaciones exteriores cubano por conseguir que el gobierno panameño liberara el buque antes de iniciar el registro y sus mentiras de que la carga era únicamente un regalo humanitario de azúcar para Corea del Norte, es otra evidencia de lo impuestos que estaban ambos gobiernos de lo ilegal de su operación.

Los gobiernos de Cuba y Corea del Norte son viejos clientes del canal de Panamá y conocen de sobra que deberían haber declarado la existencia de las armas a bordo cuando se presentó su solicitud para transitar el Canal de Panamá camino a Corea del Norte.

Además es de conocimiento público y notorio que las Naciones Unidas mantienen sanciones y embargos sobre el suministro de armas contra Corea del Norte desde el 2006. Sanciones y medidas en las que Cuba ha tenido participación activa como miembro de la ONU.

No cabe la posibilidad de justificar la actitud de estos gobiernos con un desconocimiento de las normas o un obrar de buena fe. Ambos países conocían de sobra las implicaciones del contrabando que estaban efectuando.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG