Enlaces de accesibilidad

¿Aumentó el turismo desde EE. UU luego de la disminución de restricciones para viajar a la isla?


Con la disminución de las restricciones para viajar a Cuba, ¿aumentó el turismo desde Estados Unidos hacia Cuba?

No, el relajamiento de la política para viajar a Cuba no ha incidido en un aumento del turismo desde los Estados Unidos hacia la isla.

En una coincidencia inesperada, el flujo de turismo en general ha disminuido justo cuando disminuyeron las restricciones para viajar a Cuba desde los Estados Unidos.
Si analizamos los reportes de las diferentes agencias de viajes que mueven pasajeros hacia la isla, corroboraremos que Cuba sigue siendo más un destino familiar que turístico.

La mayoría de los viajeros que compran pasajes desde los Estados Unidos son cubanos o descendientes directos de cubanos, que viajan al destino turístico para reencontrarse con sus familiares.

Los norteamericanos que viajan a Cuba son en su mayoría personas que participan en congresos, intercambios profesionales o eventos académicos.

Se trata de una especie de turismo dirigido que se mantiene muy ligado a la zona donde se realiza el evento en sí y que por lo general no repite su visita o promueve un regreso a otros destinos dentro del país.

Estados Unidos sigue siendo el mayor potencial de turistas con que cuenta Cuba, pero a la isla le falta mucho para lograr imponerse en el mercado de destinos con que cuenta el turista norteamericano.

El destino turístico cubano es muy poco conocido en los Estados Unidos y tiene una gran competencia en otros destinos que si cuentan con suficiente publicidad e infraestructura operacional para garantizar los vuelos y paquetes turísticos desde el territorio norteamericano.

A pesar de la tendencia a relajar las restricciones de viajes hacia Cuba, la isla sigue siendo un destino complicado al momento de encontrar las pocas agencias de viaje autorizadas y comprar los pasajes.

La condición de país comunista y no democrático contrarresta también sus opciones como destino turístico para un público acostumbrado a moverse por polos turísticos de todo el mundo.

Si bien las condiciones naturales de la isla son extraordinarias, las carencias y restricciones provocadas por el mal desempeño económico del actual gobierno y el embargo o bloqueo norteamericano que sufre el país por más de 50 años, hacen que las opciones turísticas en el país se encuentren por debajo de muchos otros destinos del área.

Cuba depende fundamentalmente del turismo emotivo que elige viajar a la isla por razones familiares o por otro tipo de interés, pero no como turista tradicional en busca de nuevos destinos de esparcimiento.

En estas condiciones Cuba pierde la posibilidad de contar con miles de potenciales turistas norteamericanos que ni siquiera sopesan la isla como una posible opción.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG