Enlaces de accesibilidad

Al modificar el ministerio de la informática y la computación, ¿Raúl Castro le está quitando poder a Ramiro Valdés?


Con esta modificación del ministerio de la informática y la computación, ¿Raúl Castro le está quitando poder al comandante Ramiro Valdés?

No le está quitando poder a Ramiro Valdés, pero está haciendo desaparecer la mega estructura administrativa que en algún momento le fue abonada como feudo privado a este “histórico de la revolución”, para garantizar su fidelidad al nuevo gobierno de Raúl Castro, tras la enfermedad de Fidel Castro, en el 2006.

Es bueno recordar que el antiguo ministro de este ramo, Ramiro Valdés Menéndez, quien ostenta el cargo histórico de comandante de la revolución, es uno de los actuales vicepresidentes del consejo de estado y de ministros de Cuba, además de haber sido ratificado como miembro del buró político del partido comunista cubano en su sexto congreso.

Por lo que ocupa posiciones superiores a la del cargo de ministro que alguna vez desempeño en este ramo.

Entiéndase entonces que como cuadro de mando, Ramiro ya fue asumido e incorporado por el actual gobierno de Raúl Castro, integrándolo a su estructura básica, pero ejerciendo funciones mucho más simbólicas que prácticas.

Ramiro Valdés ha dejado de ser el hombre peligroso que Raúl Castro tuvo como posible obstáculo para garantizar la transferencia de poder de las manos de Fidel Castro a sus manos.

Al momento de enfermar Fidel Castro, en el 2006, Ramiro Valdés era un rival histórico de Raúl Castro, que manejaba ciertos grupos empresariales ligados a la producción electrónica y a la computación.

En aras de garantizar su sumisión a la nueva cúpula gobernante, se le nombró en el cargo de ministro de un mega ministerio que llegó a absorber al ministerio de comunicaciones, el ministerio de la sideromecánica y hasta un centro de estudios superiores conocido como la universidad de ciencias informáticas.

Se trató de una especie de premio para generar un compromiso con el nuevo mandato, sin crear divisiones y permitiéndole disfrutar de una mega estructura administrativa.

El monstruo administrativo creado con el nuevo ministerio no perseguía resolver los problemas económicos de este ramo o garantizar una operatividad centralizada que permitiera aumentar los controles estatales.

Por el contrario, la creación del nuevo ministerio solo perseguía reconocer un elevado status de poder al peligroso comandante histórico de la revolución y lograr con ello que se comprometiera y respetara la nueva administración de Raúl Castro.

Lejos de resolver los problemas que ya existían, esta nueva estructura dificultó mucho más el control y la operatividad empresarial de la industria, desatando escándalos de corrupción y de supuestos problemas morales, tanto entre los funcionarios del ministerio, como entre los estudiantes de la universidad de ciencias informáticas.

Luego que Ramiro Valdés fuse integrado al nivel más alto de la dirigencia del partido y sustituido en su papel de ministro, la enorme estructura del ministerio no tenía razón de ser, por lo que se esperaba que fuera modificada en cualquier momento.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG