Enlaces de accesibilidad

A pesar de sanciones, Rusia venderá a Irán nuevos misiles S-300


Sistema de misiles antiaéreo, S-300 (d) y S-400 (i).

El contrato había sido fue anulado por Moscú en 2010, cuando aplicó una resolución de la ONU sobre las nuevas sanciones impuestas a Irán a causa de su controvertido programa nuclear.

Rusia propondrá a Irán la venta de nuevos sistemas de misiles perfeccionados S-300 después de haber anulado en 2010 un contrato de entrega similar a raíz de las sanciones de la ONU contra la República islámica, anunció el lunes la empresa que las fabrica.

"Les hemos propuesto los Antei-500", una versión modificada para la exportación de los S-300 rusos, anunció Serguei Chemezov, jefe de Rostec, grupo público encargado principalmente de promover el desarrollo y la exportación de armamento.

"La decisión (de comprarlos) todavía no se ha tomado" por Teherán, precisó. En 2007, Rusia había cerrado con Irán un contrato de entrega de misiles S-300, unos sistemas capaces de interceptar aviones o misiles en pleno vuelo, por una suma de $800 millones. Este contrato fue anulado por Moscú en 2010, quien aplicó así una resolución de la ONU sobre las nuevas sanciones impuestas a Irán a causa de su controvertido programa nuclear.

Teherán reclamó entonces a Moscú, a través de la Corte internacional de justicia de Ginebra (Suiza), una compensación de $4.000 millones. Pero puesto que también Rusia está siendo objeto de sanciones occidentales por su papel en la crisis ucraniana, el país se ha ido acercando progresivamente a Irán.

A mediados de enero, Moscú y Teherán firmaron un protocolo de acuerdo para reforzar su "cooperación militar bilateral debido a intereses comunes" durante una visita del ministro ruso de Defensa Serguei Shoigu a la capital iraní.

XS
SM
MD
LG