Enlaces de accesibilidad

Boda de pareja inglesa en un hotel de Cuba termina en pesadilla


Los novios resultaron golpeados tras el colapso del techo del lobby del hotel holguinero.

Un medio inglés reportó el incidente. Martí Noticias corroboró que el hecho se produjo en septiembre pasado. La pareja y varios de los invitados terminaron gravemente lesionados cuando se derrumbó el techo del lobby del hotel que sería sede de la ceremonia.

Una pareja inglesa inició acciones legales contra el turoperador que gestiona el hotel Sol Río de Luna y Mares, situado en Playa Esmeralda, Holguín, después de pagar 25.000 libras de esterlinas por una boda que devino en drama tras el colapso del techo del lobby.

Sarah y John Wenham habían ahorrado durante años para celebrar su boda en la isla, pero un día antes, durante el ensayo de la ceremonia, el sueño se volvió pesadilla, según narró el matrimonio al diario Mirror.

El medio no aclara la fecha, pero en una llamada al hotel pudimos confirmar que el incidente ocurrió en septiembre pasado. La recepcionista que recibió la llamada explicó que el hotel, -operado por el turoperador de viaje Thomas Cook-, continúa ofreciendo servicios.

Abogados apuntan demanda contra el turoperador de viajes Thomas Cook.
Abogados apuntan demanda contra el turoperador de viajes Thomas Cook.

Fotografías divulgadas por el medio muestran que la pareja y muchos de los 24 invitados resultaron heridos tras el derrumbe del techo. Incluso dos hijas menores del matrimonio quedaron atrapadas bajo los escombros.

Pasar una noche en una habitación del hotel Sol Río de Luna y Mares, cuesta 190 dólares, según informa su sitio web. Lo gestiona la cadena española Sol Meliá. Llamadas a la cadena para tener información alternativa no fueron atendidas.

"Desafortunadamente, ahora recordaremos siempre la boda con la distracción de los horribles acontecimientos del día anterior", dijo la pareja. "No pudimos disfrutarlo y sólo queríamos ir a casa".

"Pensé que iba a morir"

Fue el novio el que avistó lo que estaba por suceder. "Estábamos a punto de reunirnos con el personal del hotel para discutir nuestros planes de boda en el vestíbulo, cuando John señaló el techo que empezó a moverse (…) Un fuerte golpe (y) de repente se derrumbó y cayó sobre nosotros”, contó Sarah, la novia de 35 años.

Varios de los invitados resultaron heridos durante el incidente.
Varios de los invitados resultaron heridos durante el incidente.


El desespero mayor surgió, dijo, cuando notó que su cabeza sangraba y que sus hijas yacían también bajo los escombros.

"Vi que la sangre empezaba a salir de mi cabeza y pensé en ese momento que iba a morir", dijo Sarah.

John contó que una vez que encontraron a Sarah bajo los escombros, dos personas tuvieron que auxiliarla para que se pusiera de pie.

"En una fracción de segundo todo lo que habíamos planeado y guardado durante tanto tiempo había desaparecido”, lamentó John.

"Nos sentimos terrible porque tanta gente había gastado tanto dinero y había viajado para estar con nosotros para nuestro día especial y entonces esto sucedió”, añadió.

Sarah sufrió lesiones en la cabeza y los ojos. Una herida profunda en su rostro obligó a realizarle una sutura de 10 puntos, que probablemente le deje cicatriz permanente.

Abogados buscan compensar el daño

El diario publicó imágenes en que invitados muestran las lesiones graves sufridas a causa del incidente, entre ellas daños de cabeza, columna vertebral, uno de los invitados sufrió una fractura de pierna y otro requirió 19 puntos en la parte superior de la cabeza.

Muchos de los invitados fueron golpeados en las piernas y cabezas.
Muchos de los invitados fueron golpeados en las piernas y cabezas.

"Sarah no mirará las fotos porque tiene puntos de sutura en su cara”, dijo John, tras explicar que no tuvieron otro remedio que hacer la boda en otro sitio al día siguiente, como estaba programada.

Pero no fue solo eso. El matrimonio narró al Mirror que ellos, las niñas y algunos de los invitados se enfermaron durante la estancia en el hotel. Más tarde, -explicaron-, fueron diagnosticados de contagio por salmonella.

Jonh, un electricista de profesión, narró otras irregularidades que vió en el hotel, entre ellas se quejó de las malas instalaciones eléctricas y aguas albañales en la habitación.

"Estamos investigando la causa del colapso del techo en el Hotel Sol Río de Luna y Mares, así como las otras quejas del grupo”, dijo a Mirror la abogada Jennifer Lund, involucrada en el caso.

"Estamos tratando de recuperar un acuerdo para ayudar a cada uno de nuestros clientes con su recuperación, y para compensarlos después de la terrible experiencia que han sufrido”, señaló.

(Con información del diario inglés Mirror)

  • 16x9 Image

    Rosa Tania Valdés

    Rosa Tania Valdés. Periodista, Universidad de La Habana (1997). En Cuba trabajó en Radio Ciudad de La Habana y el telecentro CHTV. Fue corresponsal en La Habana para el servicio en Español de la Agencia Reuters, entre 2005 y 2015. Colabora regularmente con Diario Las Américas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG