Enlaces de accesibilidad

Cubanos podrán enviar declaración de impuestos por correo


Alrededor de un tercio de los cubanos que declaran ingresos son considerados "subdeclarantes" por la ONAT.

Medida busca facilitar campaña tributaria 2015. Más del 30 % de los contribuyentes cubanos que declararon ingresos en 2014 fueron considerados "subdeclarantes", y el 6% ni siquiera entregó una declaración.

La Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) de Cuba habilitará buzones en las oficinas del organismo para depositar las declaraciones juradas del Impuesto sobre Ingresos Personales, y permitirá el envío de ese documento mediante correo certificado, a fin de facilitar la liquidación y pago de tributos en 2015, informan medios oficiales.

Comenzando en enero y hasta el 30 de abril del 2015 los trabajadores por cuenta propia, y las personas naturales que laboran en entidades extranjeras y reciben gratificaciones, deberán presentar la declaración jurada, con un descuento del cinco por ciento sobre el impuesto a pagar si declaran hasta el 28 de febrero.

Comunicadores sociales, diseñadores y periodistas, así como artistas y creadores de la cultura y su personal de apoyo, deberán presentar también la documentación, por primera vez desde la aprobación de la Ley No. 113 del Sistema Tributario.

La información subraya que "en caso de que se reporten ingresos brutos considerados inconsistentes" por la entidad, "los involucrados recibirán un aviso para que rectifiquen su declaración antes del 30 de abril", so pena de recargos por mora y multas.

La ONAT habilitará buzones en sus oficinas para recibir las declaraciones de impuestos en 2015.
La ONAT habilitará buzones en sus oficinas para recibir las declaraciones de impuestos en 2015.

Muchos trabajadores por cuenta propia consideran que las estimaciones que hace la ONAT sobre sus ingresos sobrepasan lo que realmente ganan.

Según la dependencia gubernamental, en la última campaña tributaria, que cerró a finales de abril del 2014, un tercio de las declaraciones de impuestos presentadas fueron consideradas "sub declaraciones”, o ingresos declarados que eran inferiores a las estimaciones de la ONAT.

A los infractores que no las rectificaron se les aplicaron multas de 350 a 10.000 CUP, además de varios recargos. Algunos se quejaron de la demora en recibir una prórroga que habían solicitado al organismo.

El 6% de los contribuyentes ni siquiera entregó la declaración jurada, por lo que recibieron multas de 200 a 2.000 CUP.

XS
SM
MD
LG