Enlaces de accesibilidad

Hollywood se lanza al rescate de películas cubanas


Vista general del cine Yara, en La Habana.

La Cinemateca de Cuba hace unos años pidió colaboración internacional ante el daño que sufrían sus archivos y la imposibilidad económica de salvar algunas importantes cintas.

El archivo de la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de Hollywood restaurará dos películas del más importante cineasta cubano, Tomás Gutiérrez Alea (Titón), una colaboración con la Cinemateca de Cuba, informó este domingo esa institución oficial de la isla.

"Hemos iniciado un proyecto importante con el archivo de la Academia de Arte y Ciencias Cinematográficas de Hollywood que va a restaurar los negativos de dos importantes películas de Tomás Gutiérrez Alea: Una pelea cubana contra los demonios (1971) y Los sobrevivientes (1979)", dijo el director de la Cinemateca de Cuba, Luciano Castillo.

El funcionario dijo a la prensa nacional que "en cuanto ya estén terminados con una copia en positivo, hacerles un reestreno (a las películas), quién sabe si en el venidero Festival de La Habana", en diciembre.

Titón (1928-96) es el más reconocido cineasta cubano y entre sus realizaciones se encuentra la mundialmente famosa Fresa y chocolate (1993), Guantanamera (1995), Memorias del subdesarrollo (1968), La muerte de un burócrata (1966), entre otras.

Castillo añadió que "también sostuvimos conversaciones con el Departamento de Cine de la Universidad de Los Ángeles que, en colaboración con la Fundación Getty, ha emprendido una gran iniciativa que abarca el cine clásico realizado entre 1932 y 1960, de Argentina, México y Cuba".

"De Cuba serán restaurados los negativos de cinco títulos (...) aún están en fase de selección, pero ya hemos determinado dos: Casta de roble (1954), de Manolo Alonso, uno de los más importantes del cine prerrevolucionario; y Cuba baila (1960), de Julio García Espinosa, la primera cinta producida después de 1959, cuya copia en 35 mm desapareció", añadió.

Hace unos años, la Cinemateca pidió colaboración internacional ante el daño que sufrían sus archivos y la imposibilidad económica de salvar algunas importantes cintas. "Realmente en Cuba no contamos con las condiciones para desarrollar esta costosa labor, a lo cual se le suma el hecho de que el patrimonio se ha deteriorado bastante como consecuencia de la falta de climatización", explicó Castillo.

Se inició un proceso de restauración de los noticieros ICAIC con el Instituto Audiovisual de Francia, que "se encuentra en un estado avanzado" y "tenemos la perspectiva de trabajar con Francia El otro Cristóbal (1963), de Armand Gatti, la primera coproducción cubano-francesa", concluyó.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG