Enlaces de accesibilidad

Aguas albañales afectan la playa de Guanabo


La playa de Guanabo.

La playa de Guanabo, al este de La Habana, está muy contaminada porque parte de las aguas albañales de la zona urbana terminan en el mar.

La playa de Guanabo, al este de La Habana, es uno de los lugares donde más vacacionistas van por su cercanía con la ciudad de La Habana. Sin embargo, “ya el lugar no es ni la sombra de lo que muchos recuerdan”, aseguran residentes consultados en la localidad.

Para María Elena Mir, que vive ahí hace más de 30 años, "aquel Guanabo de arena fina y sin piedras ya no existe". Asegura que "el que va a la playa lo que encuentra son piedras vidrios, musgos y áreas infectadas por el derrame de las aguas albañales y sugiere a los bañistas “no ir descalsos”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00

Dalia, otra residente, apunta al río como una fuente contaminante de la playa, porque "el carro que limpia las fosas vierte los desechos en ese caudal y todo eso va al mar”.

Contaminación en Guanabo
Contaminación en Guanabo

También vierten al río las aguas albañales del populoso barrio de Peñas Altas ‒con treinta y siete edificios multifamiliares de 45 apartamentos cada uno, además de las casas independientes; las del Caserío de Guanabo, de Campo Florido, del barrio La Coca y otros muchos caseríos, vaquerías y cochiqueras, destaca un artículo publicado en Cubanet.

Los vecinos aseguran que la contaminación es tanta que "hasta biajacas, camarones, jicoteas, ranas toros y otras especies acuáticas autóctonas, antes abundantes, han desaparecido".

Los residuales expuestos en zanjas, calles y charcas, convierten el lugar en un peligro epidemiológico y contribuyen al deterioro medioambiental, destacó Marlene, otra vecina quien asegura que las calles tienen bajada hacia el mar y “cuando llueve empeoran las cosas porque toda la suciedad que arrastra el agua va hacia la playa".

En marzo, la sección Cartas al lector del semanario oficial Juventud Rebelde publicó una carta de Ernesto Amador Varela, residente en Guanabo que destaca que la insalubridad allí no tiene comparación.

"La contaminación de la playa, resultado del vertimiento de aguas albañales por más de 40 años, es conocida por todas las instituciones que deben controlar el medio ambiente, incluidos Salud Pública y el Poder Popular, entre otros”, precisa.

En la misiva, Amador recuerda que llevan más de tres años haciendo el alcantarillado de esa localidad, sin tener proyectado el punto de vertimiento final y agrega que “se han hecho las atrocidades más grandes, enfatiza, hasta descubrir una tubería en tres ocasiones por mala colocación de los tubos, sin tener en cuenta los parámetros técnicos elementales de todo ducto.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG