Enlaces de accesibilidad

Fundación Bertelsmann: Gobierno, PCC y FAR son obstáculos a democratización en Cuba


VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (16 de abril, 2011). Archivo.

El informe señala que los cambios en la isla han sido lentos y que continúa la represión, el control de los medios de prensa por parte del Partido Comunista y que el acceso a internet es restrictivo y costoso.

La Fundación Bertelsmann publica en Alemania, este lunes, un estudio en el que ve a Latinoamérica en una situación marcada por las oportunidades para una mayor democratización y asegura que países como Haití, Cuba y Venezuela presentan, como contraste, un esfuerzo de transformación débil o un fracaso absoluto.

El estudio asegura que en Cuba el Gobierno, el Partido Comunista y el Ejército son actores efectivamente antidemocráticos y que por lo mismo son un obstáculo para la democratización del régimen.

Apunta que en los últimos ocho años el hombre fuerte de Cuba, el general Raúl Castro, ha encabezado un proceso de reformas económicas considerado lento y de pobres resultados.

No obstante, según el informe, el General ha procurado un proceso de "des-Fidelización" que ha llevado a una cierta institucionalización de la vida nacional, pasando de un liderazgo personalista a uno de consenso partidista.

Los cambios en general han sido lentos y continúa el control de los medios de prensa por parte del Partido Comunista y el acceso a internet es restrictivo y costoso para el pueblo, señala el informe.

No obstante, existe una extendida red para burlar la censura del régimen mediante la introducción desde el exterior de memorias USB, discos duros e e.mails con contenidos varios e informativos.

La Fundación Bertelsmann destaca que la represión a los opositores y a las ideas disidentes continúa pero que ha habido un cambio de estrategia; basada en controlar el descontento mediante detenciones breves y medidas policiacas de acoso preventivo a diferencia de las largas condenas de antaño.

El estudio dice que el régimen ha cambiado su retórica agresiva para referirse a la diáspora isleña, pero que la mantiene para los exiliados políticos y los líderes de organizaciones anticastristas.

No existe en absoluto ningún vestigio de movimiento opositor dispuesto a cambiar al régimen por la fuerza, precisa el informe.

El nivel de desconfianza entre la ciudadanía de la isla (por la labor de los servicios de delación que maneja el régimen mediante la policía política) no es posible medirla debido a la falta de encuestas de opinión pública verdaderamente independientes, reconoce el informe.

En las conclusiones, el estudio prevé que el régimen comunista no implementará ningún tipo de reforma democrática en la isla; apunta que las reformas económicas deberían profundizarse debido a la crisis en Venezuela; y que el restablecimiento de relaciones con Washington debería aumentar la presión doméstica por una mayor liberalización.

Advierte que, a corto plazo, la octogenaria elite gobernante presionará para mantener el control del Estado, por la no profundización de las reformas de mercado y por regresar a la ortodoxa línea comunista del pasado.

La gran pregunta es, dice el informe, si la masa de la población permanecerá pasiva como en el pasado ante las arbitrarias decisiones de la elite gobernante.

La mitad de las democracias de América Latina son calificadas por el informe de la Fundación Bertelsmann de defectuosas y algunas, como Ecuador, Nicaragua y Guatemala, de "muy defectuosas".

El aumento de las protestas sociales puede representar una oportunidad para profundizar la democracia, pero también un riesgo de polarización de las sociedades, añade el estudio de la Fundación Bertelsmann, con sede en Gütersloh, Alemania.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG