Enlaces de accesibilidad

Nueve de cada diez adultos cubanos quieren cambios políticos profundos


Soldados de las Tropas Especiales cubanas patrullando las calles de la isla.

Las autoridades intensificaron esfuerzos por acabar con organizaciones e individuos que intentan ejercer sus libertades fundamentales; por lo que han sido detenidas más de 2 mil 300 personas en el 2012.

Cerca de nueve de cada diez adultos entre 18 y 29 años de edad desean un cambio fundamental de orden político en Cuba, lo que implica que el 70 por ciento de la población quiere pasar a vivir bajo un sistema multipartidista y de libertad de expresión, según una encuesta del Instituto Internacional Republicano efectuada en la isla, del 29 de febrero al 14 de marzo de 2012.

El estudo refleja además que durante el último año, las autoridades comunistas han intensificado sus esfuerzos por acabar con organizaciones e individuos que intentan ejercer sus libertades fundamentales y, entre enero y marzo de 2012, hubo en la isla más de 2 mil 300 detenciones políticas.

Por otro lado, la encuenta recoge que 4 de cada 10 ciudadanos cubanos (el 80 por ciento de la población) apoyan mayor libertad económica, incluyendo derechos de propiedad privada.

Según los índices de Libertad Económica de Wall Street Journal y Heritage Foundation, la economía de Cuba es una de las menos libres del mundo, seguida sólo por Zimbabue y Corea del Norte.

Asímismo, aproximadamente el 55 por ciento de los ciudadanos cubanos no cree que un cambio sustancial de su sistema económico sea posible sin reformas políticas que lo correspondan.

A pesar de la esperanza de los cubanos acerca de cambios en sus sistema político y económico, reconocen su inhabilidad de expresar abiertamente sus esperanzas o ideas que sean contrarias a las políticas actuales del régimen comunista y, ante una pregunta para medir el nivel de percepción sobre la libertad en el país, el 40 por ciento de los encuestados piensa que cero de cada diez conciudadanos puede poner en práctica la libertad de expresión en Cuba, mientras que el 10 por ciento estima que sólo uno de cada diez dice lo que piensa.

El estudio pone de manifiesto que el acceso de los cubanos a la tecnología informática está severamente limitado y que sólo el cuatro por ciento de los ellos informaron tener acceso a Internet, mientras que sólo el ocho por ciento afirmaron tener acceso a e-mail. Estas cifras tan bajas – entre sociedades cerradas sólo Zimbabue y Birmania tienen menos ciudadanos conectados que Cuba– existen a pesar de expectativas en sentido contrario cuando Cuba y Venezuela promocionaron un nuevo cable de fibra óptica en 2010 que prometía expandir el acceso de la isla a Internet, además de su velocidad de conexión.

A pesar de las reformas implementadas por el general Raúl Castro, incluyendo la autorización de ciertos tipos de trabajo por cuenta propia, la liberalización de la propiedad del teléfono celular, y el arrendamiento de tierra para agricultura local, sólo el 23 por ciento de los cubanos mantienen que la situación económica de su familia ha mejorado en relación al año pasado.

Los cubanos, según la encuesta, tienen muy poca confianza en la habilidad del régimen comunista para solucionar sus problemas y necesidades. Con la llegada de Raúl Castro al poder en 2008, el 27 por ciento de los cubanos afirmaban que podría solucionar los problemas económicos de Cuba pero, después de tres años y una serie de reformas que han sido ampliamente difundidas por la prensa internacional, sólo el 19 por ciento tiene ahora confianza en la habilidad del régimen comunista para solucionar sus principales problemas.

La encuesta fue llevada a cabo por el Instituto Internacional Republicano, entre 787 adultos cubanos a lo largo de 14 provincias, y tiene un margen de error de +/- 3.5 por ciento y un nivel de confianza del 95 por ciento.

Esta encuesta ha sido la séptima de este tipo realizada por el Instituto Internacional Republicano en Cuba desde 2007 y sus resultados fueron publicados este miércoles en la página digital de la entidad civilista.

El Instituto Internacional Republicano es una organización no partidista y sin fines de lucro, que promueve la libertad y la democracia en todo el mundo mediante el desarrollo y fomento de partidos políticos, instituciones cívicas, elecciones libres, gobernabilidad democrática y el Estado de derecho.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG