Enlaces de accesibilidad

Funcionaria de salud cubana detalla medidas para controlar el ébola


Foto ARCHIVO. En otras ocasiones se han extremado las medidas sanitarias en el Aeropuerto internacional José Martí, ante la amenaza de epidemias.

El Ministerio de Salud hace un chequeo a todos los trabajadores cubanos en el exterior y controla a los viajeros de los países de riesgo epidemidiológico que viajan a la isla.

Cuba ha extremado la vigilancia sanitaria sobre su personal que trabaja en el exterior y los viajeros que visitan la isla para impedir la introducción de la enfermedad del virus de ébola (EVE), aseguró la doctora Niurka Molina, jefa del departamento de Control Sanitario Internacional del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Molina, especialista en epidemiología, explicó que ese Departamento mantiene estrecha comunicación con las brigadas médicas cubanas en el exterior donde se hace un chequeo a todo el personal antes de viajar de regreso a la isla

“Aquí se recibe un parte semanal acerca del estado de salud de los colaboradores y la fecha de arribo a Cuba para su cuidado hasta la atención primaria de salud”, subrayó Molina.

Cuba tiene un total de 64,362 trabajadores de diversos sectores contratados en 91 países, según informó el pasado mes de julio ante los diputados de la comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional de Poder Popular, Dagmar González Grau, directora general del ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX).

La funcionaria señaló que el 80 % de esos contratistas están en América Latina, y el 75% de ellos pertenece al sector de la salud.

Molina dijo que los médicos cubanos en el exterior llevan un registro de estudiantes extranjeros o personal cubano antes de viajar al país, ya sea de misión diplomática o los que asistan a eventos.

En los aeropuertos internacionales existen departamentos de control sanitario y citó como ejemplo, que “en todas esas instalaciones desde 2009 existen escáner para monitorear la temperatura sin que el pasajero se de cuenta, mediante el cual los especialistas detectan a quienes arriben con más de 37,5 grados de temperatura.”

“Si sobrepasa esta, el viajero se saca del flujo de pasajeros y en el puesto médico le realizan un interrogatorio y examen riguroso de toma de temperatura con termometría, para verificar si tiene alguna enfermedad”, dijo Molina.

XS
SM
MD
LG