Enlaces de accesibilidad

El juego duró más de cuatro horas y se decidió en la novena entrada y por la mínima.

El tercer partido de la serie entre la selección nacional cubana y los universitarios estadounidenses termino pasada la medianoche.

El tercer bate de la selección estudiantil, D. J. Peterson conecto un jonrón, en tres oportunidades al base. Por Cuba Alexei Bell conecto también jonrón en el sexto ining.
Estados Unidos tuvo menos hits y cometieron más errores (3). Cuba produjo 12 hits, dejo más corredores en base, dieron seis bases por bola y cometió un solo error.

En el octavo el juego estaba 7 a 5 a favor de los estudiantes estadounidenses. Los estudiantes fallaron los tres intentos al bate y los dos primeros cubanos no pudieron llegar a primera y cuando ubicaron a un hombre en primera, Alexei Bell se ponchó.

En la última entrada Estados Unidos el primer bateador recibió un boleto a primera, y un hit posterior colocaron dos hombres en base lo que motivo la salida del pitcher cubano y la entrada de Leandro Martínez. Marco Gonzales bateo de sacrificio y movió a segunda y tercera a los corredores estadounidenses. Lorenset recibió boleto intencional y se llenaron las bases. El receptor Brett Hambright dio un toque para impulsar la octava carrera y seguir las bases llenas. Con un doble play Cuba cerró la entrada.

David Berg se enfrento a Cuba que tuvo la alineación del tercer, cuarto y quinto bate en el noveno. Yulieski Gourriel se puso en segundo por un error de tiro del pitcher. Cepeda batio para hit y pusieron hombre en tercera y la inicial. Alfredo Despaigne conecto hit y se puso 8 a 6. Un doblete puso el juego 8 a 7. Carlos Rodon, de 19 años, se hizo cargo entonces del montículo, aunque es abridor y no relevista. Rodon recién había llegado a La Habana y estaba en la rotación del lunes. William Luis, de emergente, conecto un batazo al primer lanzamiento que dejo al campo a los estadounidenses.

Los comentaristas cubanos hicieron hincapié en la necesidad de mejorar la rotación de pitcheres, sobre todos en los cerradores. Cuba ha tenido que utilizar los ocho lanzadores de la nómina. El grupo que estará en Harlem, aseguran, tiene ya perfilado los abridores, pero no hay consistencia en los cerradores.
XS
SM
MD
LG