Enlaces de accesibilidad

Exesposa de espía Roque demanda a banco que dijo no tener fondos cubanos para pagarle


Ana Margarita Martínez habla con el canal 51 de Miami. En el recuadro, el espía Roque.

JP Morgan Chase le dijo a Ana Margarita Martínez que no tenía activos cubanos para que ella cobrara una indemnización legal; pero, luego, el Gobierno Federal multó al banco por transferencias millonarias a Cuba.

Ana Margarita Martínez, la mujer que se casó en Miami con el espía castrista Juan Pablo Roque y se enteró de que lo era por un video de CNN que lo mostraba de regreso en Cuba en 1996, demandó al banco JP Morgan Chase por negar que tuviera en su poder fondos del Gobierno cubano para pagar la indemnización que ella ganó en los tribunales.

Después de ser abandonada por Roque, uno de los responsables del asesinato por la Fuerza Aérea cubana de cuatro voluntarios de Hermanos al Rescate, Martínez demandó al Gobierno de Cuba en un tribunal de Miami, por "angustia emocional", y obtuvo en el año 2001 un fallo que le adjudicaba más de $7.000.000.

Trató de cobrar el dinero mediante órdenes de la corte a bancos que podían mantener en depósito algunos de los activos del país caribeño después que Cuba fuera incluida en 1982 en la lista anual de Estados Patrocinadores del Terrorismo del Departamento de Estado. JP Morgan Chase le respondió en 2007 que no tenía muchos activos cubanos en su poder.

Según informa el diario neoyorquino Daily News, la nueva demanda precisa, sin embargo, que en 2011 el banco llegó a un acuerdo con las autoridades federales, accediendo a pagar $88 millones en multas por haber manejado $178 millones en transferencias electrónicas que involucraban a Cuba y nacionales cubanos entre 2005 y 2006.

Ana Margarita Martínez está reclamando ahora de JP Morgan Chase $57 millones por daños y perjuicios.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG