Enlaces de accesibilidad

noticias

En Madrid periodista español que guardó prisión en Cuba


Estuvo año y medio encarcelado cerca de La Habana por haber filmado un documental de denuncia sobre la prostitución infantil en la isla.

El periodista y empresario español Sebastián Martínez Ferraté llegó este martes a Madrid en un vuelo procedente de La Habana luego de estar año y medio encarcelado en Cuba por haber hecho un documental de denuncia sobre la prostitución infantil en la isla.

Excarcelado por las autoridades cubanas gracias a gestiones hechas por la cancillería española, el empresario declaró de regreso a su país estar “muy emocionado” tras haber dejado atrás “la experiencia más terrible que le puede pasar a una persona”.

Martínez Ferraté fue arrestado cuando en julio de 2010 hizo un viaje de negocios a la isla en calidad de director de una cadena de hoteles española.

En todo momento, el periodista sostuvo ser inocente de los cargos que le imputaron. “Eso me indignaba, la impotencia me corría por dentro", dijo a su llegada al aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Un tribunal en Cuba lo condenó en agosto del año pasado a 7 años de cárcel por corrupción de menores y “proxenetismo”. La causa judicial en realidad se le abrió porque en 2008 había filmado un documental con cámara oculta sobre la prostitución infantil en La Habana que fue luego transmitido por el canal de televisión española Telecinco.

Durante el juicio, la fiscalía alegó que el documental ofrecía “una imagen distorsionada acerca de la juventud, los estudiantes y las instituciones cubanas”, y que también contenía escenas “de corte contrarrevolucionario mostrando la intención de los autores de desmentir y denigrar la Revolución Cubana”.

Martínez Ferraté agradeció el apoyo brindado por las autoridades españolas para lograr su excarcelación, finalmente lograda por motivos humanitarios en razón a su mal estado de salud.

Durante su reclusión en la cárcel La Condesa, cerca de La Habana, el periodista estuvo afectado por una fuerte depresión y para no volverse loco tuvo que darse aliento con la esperanza de que algún saldría de su injusto cautiverio.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG