Enlaces de accesibilidad

Suspenden ingreso a la escuela de cine de San Antonio


Escuela Cine y TV

La decisión se debe a la crisis de financiamiento y problemas de auditoría ligados con casos de corrupción.

Una famosa escuela internacional de cine de Cuba que formó a cientos de latinoamericanos suspendió por un año el ingreso de estudiantes para superar una crisis de financiamiento que coincidió con una auditoría que envió a prisión a tres empleados de la institución.

Alquimia Peña (d), directora general de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, conversa con la prensa junto al nuevo director (interino) de la escuela, Jerónimo Labrada (i).
Alquimia Peña (d), directora general de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, conversa con la prensa junto al nuevo director (interino) de la escuela, Jerónimo Labrada (i).
Aunque ambos temas coincidieron en el tiempo, son asuntos diferentes, aseguró el viernes a periodistas el director interino de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), Jerónimo Labrada.

"La suspensión de la entrada de alumnos en este septiembre fue una decisión que yo la propuse en medio de todo este pronóstico de afectaciones económicas", Labrada. "Se mezcló con todo este rollo de la investigación fiscal y no tiene nada que ver".

A comienzos de julio las autoridades cubanas realizaron una auditoría en la escuela internacional de cine luego de detectar que de allí estaban saliendo productos que nutrían el mercado negro y se revendían a restaurantes privados de la zona. El viceministro de Cultura, Fernando Rojas, informó previamente a medios de prensa cubanos que tres personas estaban presas.

La cineasta boliviana, Verónica Córdoba, miembro de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano que dirige la EICTV, indicó el viernes que la investigación se llevó a cabo en la estructura administrativa que depende de la parte cubana.

"Se encontraron indicios de responsabilidad contra tres trabajadores por reventa de productos", explicó. Sacaban bebidas de la tienda de la EICTV que Cuba provee a bajo costo para los estudiantes y luego los vendían por más dinero fuera de la institución.

"No ha habido ningún tipo de cargo contra ningún docente, ninguna autoridad, nadie del plantel docente", dijo Córdoba, quien indicó también que la salida del guatemalteco Rafael Rosal Paz de la dirección del plantel obedeció a una decisión personal de "honorabilidad".

Labrada, quien ostenta el cargo de subdirector académico, estará de manera interina hasta que la Fundación lo ratifique o busque a otra persona para el cargo en la reunión que usualmente sostiene en diciembre.

Actualmente Cuba -se encuentra enfrascada en una campaña de lucha contra la corrupción que ha causado despidos, arrestos y juicios a funcionarios cubanos y empresarios extranjeros.

Labrada descartó que la auditoría administrativa cubana afecte la independencia académica de que goza la escuela.

"Allí no ha ido nadie nunca a preguntarnos cómo es el plan de estudio, me refiero al gobierno cubano... la escuela tiene absoluta independencia y libertad", comentó Labrada. "Es un lugar bastante especial".

Fundada en 1986 con el auspicio de Fidel Castro y por iniciativa de un grupo de artistas latinoamericanos como el director argentino Fernando Birri, y el Nobel de literatura colombiano Gabriel García Márquez entre otros; la escuela graduó desde entonces 810 estudiantes.

El programa de tres años de duración en el curso regular suma la realización de talleres especializados de diversa duración en disciplinas como guión, edición, sonido, efectos especiales, entre otros.

La escuela tiene aportes de agencias internacionales como Ibermedia, países como República Dominicana, Brasil, Panamá y comunidades como el ALBA, así como Cuba, que le otorga la sede y cubre parte de sus gastos.

Sin embargo, la crisis también llegó a la EICTV, obligándola a suspender por un año el ingreso de 40 jóvenes de curso regular del primer año, para con las capacidades liberadas organizar talleres que generen más ingresos. "Todos sabemos cómo anda el mundo y la escuela se tiene que replantear su economía", indicó el director interino.

Seguirán su curso normal los estudiantes de segundo y tercer año; en cambio, a quienes ya habían sido seleccionados para nuevo ingreso se les envió una carta pidiéndoles un año de paciencia y garantizándoles el acceso para el ciclo que empieza en septiembre de 2014.

La matrícula en la EICTV cuesta 15.000 euros por los tres años de estudio e incluye el alojamiento, la comida y hasta el uso de los equipos. Según los directivos, con el costo que pagan los alumnos solo se cubre el 15% de los gastos, el resto se obtiene de la cooperación internacional.
XS
SM
MD
LG