Enlaces de accesibilidad

Cuba: entre la pluma de Londoño y la ignorancia de Margallo


Joven golpeado por la policía en Santiago de Cuba.

El desplante castrista a García-Margallo y los resultados de la visita de Ernesto Londoño a la redacción del oficialista diario Granma tienen una relación directa con los actos represivos de los últimos días, asegura el articulista.

La isla ha estado asaeteada en la última semana por la visita del joven periodista colombiano Ernesto Londoño a La Habana y la llegada y regresos intempestivos del Ministro de Exteriores de España José Manuel García-Margallo.

Los ojos interesados en Cuba se movieron hacia las piruetas del editorialista de The New YorK Times (NYT) en el armatroste informativo que es el oficialista diario Granma. Escrutaron qué decía Londoño, miembro de la junta editorial de uno de los periódicos más influyentes del mundo, acerca de las palmaditas recibidas por quienes hacen un libelo –oficialmente comunista– que parece más una broma que un empeño periodístico del siglo XXI.

El desplante castrista a García-Margallo se veía venir, las jugadas de los hermanos Castros van siempre más allá de la inocencia de los ingenuos, a no ser que el tiempo nos demuestre que una vez más el Partido Popular haya jugado a eso, a ser un partido que coquetea con una de las más viejas dictaduras que existan en el mundo.

A la par de los mojitos para celebrar y las caras de admiración de quienes visitan la isla caribeña, se sucedieron actos represivos, hechos de sangre que alarmaron a todos los que sufren la causa cubana. El 25 de noviembre, en horas de la tarde, Alberto Botell Cárdenas entró a la casa de Guillermo Fariñas (Premio Sajarov 2010) en Santa Clara, desguazó a cuchilladas a cinco activistas de Derechos Humanos y puso a una de las mujeres heridas en peligro de muerte.

El agresor en la reunión del Frente Antitotalitario Unido (FANTU) escapó bajo tutela policial y de no ser por el escándalo en las redes sociales y las denuncias de todo tipo, aún estaría suelto. Aun así, estuvo dos días merodeando a los otros integrantes del grupo opositor que impidieron una desgracia mayor. El hecho se llevó a cabo mientras oficiales de policía, Seguridad del Estado y los chivatos que les acompañan se apostaban en la esquina de la Calle Alemán, del condado santaclareño.

José Daniel Ferrer ha puesto una alerta ante el peligro que asegura correr por ser líder de la conocida y proscrita Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Sus activistas suman casi medio centenar de presos políticos, sus seguidores son golpeados de manera inmisericorde –como ejemplifica la foto que acompaña este artículo–. El mismo Ferrer me envió mensaje confirmando que a este joven, por achacarle la aparición de carteles en la ciudad de Santiago de Cuba, los partidarios del Gobierno, de conjunto con la policía, le golpearon salvajemente, hasta prácticamente desfigurarle el rostro.

El joven golpeado en la ciudad oriental, aceptó que lo fotografiaran, pero pidió que no revelaran su nombre por temor a "más represalias", comentó Ferrer en otra comunicación.

En un rosario de calamidades, decenas de ciudadanos envían sus mensajes fuera de Cuba para pedir auxilio ante la obsolescencia jurídica de las instituciones. Yoxi Alfredo Camacho Núñez entrará a prisión esta semana en Camagüey. Camacho vive en el central azucarero Haití, es activista de Derechos Humanos y una mañana de finales de septiembre de este año las Brigadas de Respuesta Rápida rodearon su casa para que no saliera, ya que se encontraba de visita en ese lugar el Primer Secretario del Partido Comunista de la localidad. Pero Yoxi salió, fue esposado y golpeado en el arresto policial y ahora está acusado de causarle "daños" al auto patrullero en el que lo condujeron a los calabozos. Lo condenaron a tres años de cárcel.

El novelista Ángel Santiesteban-Prats cumple una condena de cinco años de prisión, en un juicio en el que fueron violadas todas las reglas jurídicas y han salido a luz las operaciones de Seguridad del Estado por influir en los testigos.

Londoño no le ha preguntado a nadie por el autor del polémico blog Los hijos que nadie quiso, ni por el rapero contestatario Ángel Yunier Remón, al que todos llaman El Crítico y ha puesto a ritmo de hip-hop las verdades que ya la dictadura no puede esconder, pero lo ha condenado por su activismo.

Cuando escribo estas notas, varios integrantes del equipo de redacción del tolerado diario 14Ymedio.com, liderado por Yoani Sánchez, se habrían reunido con Ernesto Londoño el sábado 29 de noviembre. Londoño tiene una agenda antiembargo norteamericano a Cuba, difícilmente quiera –o vaya a– escuchar otra canción.

Este artículo fue publicado originalmente en el blog Cruzar las alambradas, el 30 de noviembre de 2014.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG