Enlaces de accesibilidad

¿A Cuba en yate? Ya puede comprar en EEUU un seguro marino


Yate en el que llegaron los nietos del escritor estadounidense Ernest Hemingway, John y Patrick Hemingway, a las instalaciones de la marina Hemingway, en La Habana (Cuba).

La Tesorería estadounidense retiró un importante obstáculo para el aseguramiento de embarcaciones que viajen a aguas cubanas.

La compañía de seguros marinos Pantaenius ha sido autorizada por el gobierno de Estados Unidos a ofrecer aseguramiento a embarcaciones con matrícula estadounidense que viajen a aguas cubanas, una disposición que podría reducir considerablemente una de las barreras para viajar de EE.UU. a Cuba por mar con propósitos recreativos o de pesca.

En su segundo paquete de enmiendas a las regulaciones sobre activos cubanos desde al anuncio del 17-D, dadas a conocer en septiembre de 2015, la administración Obama autorizó bajo una licencia de excepción viajes temporales a Cuba -bajo alguna de las 12 categorías legales- para ciertas clases de embarcaciones y aeronaves, entre ellas las recreativas. La Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC, de la Tesorería, fijó una estancia límite de 7 días para las aeronaves y 14 días para las embarcaciones.

Aunque esta carrera náutica en la bahía de La Habana tuvo una edición anterior en noviembre de 2015, es la primera vez que se efectúa con la aprobación del gobierno de EEUU.
Aunque esta carrera náutica en la bahía de La Habana tuvo una edición anterior en noviembre de 2015, es la primera vez que se efectúa con la aprobación del gobierno de EEUU.

Desde entonces ha ido en aumento el número de embarcaciones privadas estadounidenses que visitan la isla, a pesar de las limitaciones de las marinas cubanas para recibirlos. El gobierno de Cuba incluso revocó en abril pasado la prohibición de entrada y salida por mar al país que pesaba sobre los cubanoamericanos.

Pero los yates y otras naves que viajaban a la isla hasta ahora lo hacían asumiendo el riesgo, ya que las compañías de Estados Unidos no podían asegurar el casco de las embarcaciones para viajes a Cuba, lo que de hecho ha actuado como un disuasivo para muchos navegantes norteamericanos.

Sin embargo, después de casi 11 meses de espera, las regulaciones han sido modificadas, y la división estadounidense de Pantaenius, una aseguradora marina con sede en Alemania, podrá vender desde ahora cobertura a los estadounidenses que se dirijan por mar a Cuba

Cary Wiener, presidente de Pantaenius USA, explicó a la publicación especializada Live Insurance News que su equipo jurídico había presentado hace un año una solicitud al respecto a la Oficina de Control de Activos Extranjeros, OFAC, de la Tesorería .

El objetivo era que se permitiera a la compañía vender pólizas de seguros marinos de modo que pudiera cumplir con reclamaciones originadas en aguas cubanas.

Anteriormente dicha venta era obstruida por una prohibición específica de pagar dólares a individuos o entidades gubernamentales cubanas.

A tono con la previa autorización de viajar en embarcaciones a la isla, la OFAC cambió el lenguaje de dicha regulación, la cual quedó redactada así: "Cuando la prestación de servicios relacionados con los seguros esté autorizada por una licencia general, ya sea de manera expresa o como una transacción inherente a otra que es permitida bajo licencia, esta autorización se extiende al pago o satisfacción de reclamaciones, aun (si se hiciera) a un ciudadano cubano".

Se espera que la autorización a Pantaenius no tarde en alentar a empresas rivales a explotar ese nicho de mercado.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG