Enlaces de accesibilidad

Durante el debate republicano celebrado en la noche del lunes en Tampa, el tema de la libertad y democracia en Cuba estuvo presente en el discurso de los candidatos.

Los cuatro precandidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos coinciden en su deseo de ver a Cuba libre del régimen de los Castro, aunque difieren sobre cómo deben ser dirigidas las relaciones con la isla.

Durante el cuarto y último debate público, difundido anoche por la televisión desde Tampa, Florida, el ex gobernador Mitt Romney indicó que es importante que Estados Unidos respalde a los que quieren la libertad, incluídos los cubanos.

Mientras que Newt Gingrich explicó que de llegar a la Casa Blanca, utilizaría operaciones encubiertas y otros medios para derribar a los Castro.

El tercer precandidato, Rick Santorum, apoyó el uso de tácticas como las que sugirió Gingrich para debilitar al régimen castrista y dijo que no anticipa relación alguna antes que Fidel Castro y su hermano Raúl estén fuera del poder.

Por su parte, Ron Paul, abogó por abrir una conversación con La Habana como las que se hicieron con Rusia o China, y que finalmente llevaron al comercio.

Ahora todas las miradas están sobre Florida, donde se realizará el 31 de enero la próxima etapa de las primarias y donde el voto cubano será una vez más decisivo.

XS
SM
MD
LG