Enlaces de accesibilidad

¿Está lista Cuba para el levantamiento del embargo?


Una modelo permanece en el stand de la cervecería cubana Bucanero

Sólo ron y tabaco entraría en el mercado de EE UU, y Cuba deberá respetar el derecho de autor en libros, películas y softwares y las medicinas cubanas tendría que ser inspeccionadas y autorizada sus venta.

Mientras Barack Obama se prepara para pedir al Congreso que levante el embargo comercial de Cuba en línea con su decisión de normalizar las relaciones diplomáticas, algunos cubanos se preguntan si están listos para un maremoto como económico.

El embargo prohíbe la mayoría de las transacciones económicas y financieras con la isla comunista a ejecutar fue decretada en 1962 por el entonces presidente John F. Kennedy y severamente endurecido bajo la llamada ley Helms-Burton de 1996. La Habana cita regularmente el embargo como un impedimento para el desarrollo de Cuba. Daños al costo de oportunidad de todos los comercios que nunca sucedió a menudo se estimaron por funcionarios cubanos en US $ 100 millones de dólares durante 50 años.

Para los opositores al régimen cubano y algunos observadores, las sanciones sin duda han perjudicado única nación comunista del hemisferio occidental. Pero también han dado al gobierno un objetivo la culpa de su economía en problemas.

Al poco tiempo, "el gobierno cubano ya no tendrá la gran excusa de que los problemas de la isla provienen del embargo norteamericano," Patricio Navia, del Centro de Estudios de América Latina y el Caribe en la Universidad de Nueva York, dijo a la AFP.

El levantamiento de las sanciones de Estados Unidos permitiría que una inyección de capital de Estados Unidos en la economía de Cuba y la introducción de nuevos productos en un mercado que está a años luz de distancia de los niveles de una típica sociedad de consumo occidental. Pero la economía de Cuba, el 90 por ciento controlado por el Estado, no está preparado para recibir a los inversores y empresas internacionales, dijo Carlos Alzugaray, un ex diplomático que ahora es un profesor universitario.

Las reformas anunciadas por Raúl Castro en 2008 tienen o aún a dar sus frutos o siguen en espera de ejecución, dijo. "Afortunadamente, el levantamiento del bloqueo será un proceso lento y gradual, probablemente, lo que permitirá la adaptación" en Cuba, dijo Alzugaray.

Llamó a las reformas de mercado más profundos y más rápidos de la economía cubana, un legado del modelo soviético y ahora tambaleantes en las últimas. Después de seis años de las reformas emprendidas por Raúl Castro, quien reemplazó a su convaleciente hermano Fidel, el heroico líder de la revolución cubana, la economía está todavía chisporroteando. El crecimiento del PIB en 2014 era sólo del 1,3 por ciento. Cambios orientados al mercado realmente han hecho más que empezar.

El gobierno alienta a las personas para poner en marcha pequeños negocios propios, y ha adoptado una ley de inversión extranjera. Pero la infraestructura y la industria decrépita, así como la burocracia local lento, parecen, al menos por ahora, a ahuyentar a los inversores con dinero para gastar.

Además, Cuba ha tenido dos monedas, el peso oficial y otra que es convertible por más de 20 años. El gobierno dijo hace más de un año que sería acabar con este sistema desordenado, pero hasta ahora no lo ha hecho.

Jerome Cottin-Bizonne, director general de el fabricante de ron franco-cubana Havana Club International, propiedad conjunta del grupo de bebidas Pernod Ricard y el gobierno cubano recientemente dijo que su empresa estaba lista para "conquistar el mercado de Estados Unidos", que, según dijo, estaba lleno de potencial.Pero por el momento, las perspectivas para los exportadores cubanos parecen limitadas.

Sólo ron y cigarros famosos de Cuba parecen tener un potencial real para hacer incursiones en el mercado estadounidense. Sin embargo, representan sólo 600 millones de dólares al año en ingresos de exportación, menos del cuatro por ciento de US 17,5 mil millones de dólares el total de Cuba. La principal exportación de Cuba, generando 11 mil millones de dólares en ingresos, son profesionales, incluyendo médicos. Pero los médicos no son necesarios en los Estados Unidos.

Y las medicinas fabricadas en Cuba, que representan 900 millones de dólares al año en ingresos de exportación, tendrían problemas para obtener la aprobación en los EE.UU., que tiene algunas de las regulaciones más estrictas.

Los cubanos también podría encontrar que el acceso a películas y software cambia drásticamente. Actualmente, bajo el amparo del embargo, los cubanos piratean gran parte de su contenido, pero si se levanten las sanciones tendrían que honrar los derechos de autor y pagar.

Pero, para bien o para mal, dijo Esteban Morales, especialista en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el país tendría que acostumbrarse a la vida sin sanciones de la misma manera que se acostumbró al embargo. "¿Qué vamos a decir, posponer el levantamiento de las sanciones, porque no estamos listos"?"

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG