Enlaces de accesibilidad

Cuba-EE UU: el cambio de opinión con los viajes pueblo a pueblo


CUBA-ARTESANOS

Los viajes dentro del programa de visitas de pueblo a pueblo están mejorando los puntos de vista de los cubanos hacia los americanos y cambiando positivamente las opiniones de los viajeros.

Peggy Goldman, presidenta de la agencia de viajes Friendly Planet Travel, da a conocer el resultado de una encuesta informal, que sondeó las opiniones de 423 americanos que visitaron Cuba en diciembre pasado.

Goldman, que reconoce que no es científica la encuesta, sugiere que los viajes dentro del programa de visitas de pueblo a pueblo, impulsado por el Presidente Barack Obama en 2011, están mejorando los puntos de vista de los cubanos hacia los americanos y cambiando positivamente las opiniones de los viajeros.

Antes de viajar, la opinión del 48% de los encuestados sobre el gobierno de Raúl Castro era la de que se trataba de "un régimen comunista, represivo, que sofoca la individualidad y la creatividad". Después de viajar, esta opinión cayó al 19%. Ahora el 30% de los de los encuestados cree que se trata de "un gobierno fallido que está destinado a caer".

Lo más sorprendente es que el 88% de los viajeros dijo que es más probable que apoye un fin al embargo contra Cuba, luego de viajar al país.

Las empresas turísticas argumentan que están apoyando a agricultores orgánicos locales, a cantantes, artistas, músicos y empresarios que dirigen restaurantes privados. Dicen que la participación del gobierno cubano en la programación de los viajes es mínima y que siguen con cuidado las normas estadounidenses que prohíben el turismo de playa, brisa y mar.

La mayoría de quienes visitan a Cuba hablan de cálidas y aparentemente abiertas conversaciones con los cubanos de todos los ámbitos de la vida. Algunos dicen que son conscientes de que transportarse en autobuses con aire acondicionado y dormir en hoteles de lujo son circunstancias muy diferentes de la realidad que viven la mayoría de los cubanos.

Las estimaciones de cuántos estadounidenses viajan a Cuba legalmente en estos intercambios culturales varían entre 70.000 y 100.000 cada año.

Varios cubanos entrevistados por la AP dijeron que a ellos siempre se les ha enseñado a separar a las personas de la política, y que valoran la oportunidad de conocer a los estadounidenses.

Los opositores a estas visitas arguyen que las operadoras organizan los paquetes turísticos con entidades del gobierno cubano que presentan su mejor cara y esconden sus defectos.

El senador republicano Marco Rubio opinó que los viajes están diseñados a mostrar a la gente sólo lo que el régimen quiere que vean, mientras alimenta su maquinaria represiva.

En respuesta a una solicitud de Prensa Asociada, el Departamento de Estado dijo que las viajes de pueblo a pueblo han contribuido a una visión más realista y positiva de los cubanos sobre los estadounidenses, que actúan como embajadores de los valores democráticos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG