Enlaces de accesibilidad

Casa Blanca no confirma asistencia de Obama a Cumbre de las Américas


"No estoy listo para anunciar ahora si (Obama) va a asistir" (a la Cumbre de Panamá), dijo el vocero presidencial Josh Earnest.

Se evaluará la conveniencia de que el presidente asista a la reunión ─a la que por primera vez se ha invitado a Cuba─ dijo el vocero presidencial, Josh Earnest.

La Casa Blanca declinó confirmar el miércoles si el presidente estadounidense Barack Obama asistirá a la Cumbre de las Américas, prevista para celebrarse en abril de 2015 en Panamá, a la que el país anfitrión ha invitado, por primera vez en estas reuniones, al Gobierno de Cuba.

"No estoy listo para anunciar ahora si (Obama) va a asistir", dijo el vocero presidencial Josh Earnest.

El portavoz precisó que la Casa Blanca evaluará la conveniencia de la asistencia del Presidente a la reunión de jefes de Estado y Gobierno del hemisferio, una iniciativa de Estados Unidos.

Earnest recordó que el mandatario asistió a las dos cumbres anteriores, en Trinidad y Tobago en 2009, y en Cartagena de Indias, Colombia, en 2012, y que el tema de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba fue uno de los temas recurrentes en dichos encuentros.

Indicó que el diálogo con países de la región al respecto ha sido amplio. "Puedo decir que en el contexto de esas charlas hemos alentado a los líderes de otros países a presionar al Gobierno cubano para que libere al señor Gross bajo razones humanitarias", dijo el vocero, en ocasión de cumplirse el quinto aniversario del encarcelamiento en la isla del trabajador estadounidense Alan Gross.

A una pregunta sobre las exhortaciones que suelen hacer gobiernos latinoamericanos a Obama para que mejore sus relaciones con Cuba, Earnest señaló que estos son diálogos "de dos vías".

"Estados Unidos valora profundamente sus relaciones constructivas con países de América Latina, las cuales han beneficiado en términos económicos a los países en ambos extremos de esas relaciones", añadió.

La secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, reiteró recientemente la oposición de Washington a la presencia de Cuba en la cumbre de Panamá, por invitación del presidente Juan Carlos Varela, e insistió que a ese foro deben asistir solamente naciones democráticas.

Ese condicionamiento fue refrendado por los mandatarios en la Declaración de Quebec, correspondiente a la Tercera Cumbre de Las Américas celebrada en 2001 en esa ciudad canadiense. En su quinto párrafo, la Declaración postula:

"Reconocemos que los valores y prácticas de la democracia son fundamentales para el avance de todos nuestros objetivos. El mantenimiento y fortalecimiento del Estado de Derecho y el respeto estricto al sistema democrático son, al mismo tiempo, un propósito y un compromiso compartido, así como una condición esencial de nuestra presencia en ésta y en futuras Cumbres".

"En consecuencia, cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado del Hemisferio constituye un obstáculo insuperable para la participación del gobierno de ese Estado en el proceso de las Cumbres de las Américas".

El presidente saliente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Robert Menéndez, dirigió una misiva al presidente Varela para exhortarlo a reconsiderar su intención de invitar a Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG