Enlaces de accesibilidad

Confirma Obama "conversaciones por varios canales" para liberar a Alan Gross


Jorge Ramos entrevista al presidente Obama para el canal multicultural Fusion.

El mandatario declinó precisar si las negociaciones han incluido al gobierno cubano.

El presidente Obama confirmó que su Gobierno ha estado "en conversaciones" para tratar de liberar a Alan Gross, el subcontratista de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional que lleva más de cinco años encarcelado en Cuba.

"Hemos estado en conversaciones durante bastante tiempo sobre cómo podemos traer de regreso a Alan Gross", dijo Obama al periodista de la cadena Univisión Jorge Ramos, en una entrevista para el canal multicultural Fusion realizada el martes en Nashville, Tennessee (preguntas sobre Gross y Cuba a partir de los 13 minutos 12 segundos).

Cuando se le preguntó si las conversaciones habían incluido discutir el asunto con el Gobierno cubano, Obama dijo que involucraban una "amplia variedad de canales".

En tiempos felices: Alan y Judy Gross en Jerusalén.
En tiempos felices: Alan y Judy Gross en Jerusalén.

"Seguimos preocupados por él. Creemos en primer lugar que no debió haber sido detenido", dijo el mandatario, aunque aclaró que no tenía por el momento nada que anunciar.

"Con respecto a Cuba en general, hemos dejado muy en claro que las políticas que estamos aplicando para facilitar [los envíos de] remesas a las familias cubanas, y los viajes familiares, han sido de gran ayuda para las personas en Cuba", dijo. "Pero el Gobierno cubano aún necesita hacer cambios significativos".

El miércoles pasado marcó el quinto aniversario del arresto de Gross, quien fue acusado de delitos contra la Seguridad del Estado y condenado a 15 años de prisión.

Su esposa, Judy, ha reportado que las condiciones físicas y mentales de su marido se han deteriorado. No está aceptando paquetes de alimentos ni visitas de diplomáticos de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana y está rechazando la atención médica y dental en el Hospital Militar Carlos J. Finlay de La Habana donde permanece recluido.

Según ella, el cooperante para el desarrollo ha bajado 100 libras durante su encarcerlamiento y ha perdido cinco piezas dentales y gran parte de la visión en su ojo derecho.

También aseguró que Alan "está harto", y llamó al Presidente a traerlo de regreso ahora. "De lo contrario, será demasiado tarde", opinó.

XS
SM
MD
LG