Enlaces de accesibilidad

Obama: "No sé si Castro en sus 80 cambiará, pero habrá un cambio generacional en Cuba"


Obama habla sobre el cambio de política hacia Cuba con David Muir de ABC.

En entrevista con la cadena ABC el presidente de EE.UU. alabó al Papa Francisco, dijo entender a los exiliados cubanos y eludió decir si cree que Raúl Castro es un dictador.

En la noche del día que cambió radicalmente la política que Estados Unidos aplicó por más de cinco décadas al Gobierno de Cuba, el presidente Barack Obama dijo que su decisión de emprender un compromiso constructivo con la isla busca resultados a largo plazo y se enfoca en el futuro cambio generacional que inevitablemente ocurrirá en Cuba.

En una entrevista exclusiva con David Muir, de la cadena ABC, el entrevistador preguntó al mandatario si algo, en la conversación de 45 minutos que sostuvo con Raúl Castro la víspera de anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con La Habana, le había dado seguridad de que Cuba estaba cambiando.

El presidente Barack Obama habla por teléfono con Raúl Castro, desde la Casa Blanca.
El presidente Barack Obama habla por teléfono con Raúl Castro, desde la Casa Blanca.

"No estoy seguro de que Raúl Castro a sus 80 y tantos años vaya a cambiar significativamente, pero va a haber un cambio generacional en Cuba", dijo el Presidente, y remarcó que durante el diálogo con el General gobernante insistió mucho en que Estados Unidos continuaría promoviendo la democracia y los Derechos Humanos, y defendiendo vigorosamente la libertad para el pueblo de la isla.

Dijo por otra parte desconocer si Fidel Castro está al tanto y aprueba lo acordado entre los dos Gobiernos, pues "no surgió el tema" durante la charla.

Obama consideró muy importante el papel desempeñado por el papa Francisco en las negociaciones secretas que condujeron a los anuncios de ayer en La Habana y Washington, tanto por su autoridad moral como por ofrecer las instalaciones de El Vaticano para las pláticas. Reveló que en la primera ocasión en que se reunió con el pontífice católico, la pasada primavera boreal, llevaba el tema de Cuba en su agenda.

El Presidente confirmó que habló con Alan Gross el miércoles mientras viajaba de regreso a Estados Unidos. Dijo que el subcontratista ─que últimamente no había querido recibir a diplomáticos estadounidenses─ estaba feliz de poderse reunir con su familia después de cinco años preso, y que le dijo: "Señor Presidente, por usted no me importa interrumpir mi sandwich de corned beef (carne curada)", un típico refrigerio judío.

Acerca de cuán pronto saldría Cuba de la lista anual de Estados Patrocinadores del Terrorismo del Departamento de Estado, en la que ha figurado ininterrumpidamente desde 1982, Obama explicó que para revisar el caso cubano se iniciará un proceso "muy deliberado", que deberá basarse en los hechos y no en la ideología. "Vamos a examinar si hay ejemplos de que Cuba esté patrocinando activamente el terrorismo", dijo.

El periodista de ABC confrontó al Presidente con declaraciones del ex gobernador de Florida y posible aspirante presidencial republicano Jeb Bush quien dijo este mes que "Cuba es simple y llanamente una dictadura". Muir le preguntó si también para él Raúl Castro es un dictador.

Sin dar una respuesta directa, Obama comparó el caso cubano con los de China y Vietnam que, dijo, son también Estados de un solo partido. Opinó no obstante que Estados Unidos puede tener más influencia en los acontecimientos de esos países cuando tiene en ellos inversores activos e intercambios de pueblo a pueblo.

Muir preguntó al mandatario qué les diría a los estadounidenses que, considerando que en Cuba hay presos políticos, no hay libertad de manifestación y solo unos pocos tienen acceso a internet, creen que el embargo debería ser reforzado, en lugar de debilitarlo.

"Les diría que tenemos el mismo objetivo: Queremos más libertad, más prosperidad, más oportunidades para el cubano común", respondió el Presidente. Matizó, sin embargo, que cree que quienes favorecen el embargo son muy sinceros y emotivos en sus opiniones. Incluyó en este grupo a los exiliados cubanos que vieron "a sus familias desplazadas del país que amaban. Tienen sentimientos muy fuertes al respecto, yo tengo algunos amigos que comparten esos sentimientos", acotó.

Por último, David Muir inquirió si el mandatario estadounidense visitaría Cuba en los dos últimos años de su presidencia, que concluye en enero de 2017.

"No tengo actualmente ningún plan para visitar Cuba. Veamos cómo evolucionan las cosas", concluyó diciendo Obama.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, respondió ayer a una pregunta similar que "si hay una oportunidad para el Presidente de visitar (la isla), estoy seguro de que no la rechazaría".

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG