Enlaces de accesibilidad

Estadounidense inicia travesía Cuba-EEUU remando sobre tabla de surf


El estadounidense Benjamin Friberg inicia hoy, jueves 1 de agosto de 2013, en La Habana (Cuba), una inédita travesía marina entre Cuba y Estados Unidos sobre una tabla de surf y remando todo el tiempo de pie, con el objetivo de promover la amistad entre los dos países

El objetivo de Benjamin Friberg es establecer un nuevo récord para el cruce del Estrecho de Florida y promover la "amistad" entre los dos países

El estadounidense Benjamin Friberg inició este jueves una inédita travesíua marina entre Cuba y Estados Unidos, sobre una tabla de surf y remando todo el tiempo de pie, con el objetivo de establecer un nuevo récord para el cruce del Estrecho de Florida y promover la "amistad" entre los dos países.

Friberg, de 35 años, se lanzó hoy al mar a las 11.55 hora local (15.55 GMT) desde el Club Náutico "Ernest Hemingway" de La Habana sin ninguna otra protección que medias y mangas largas para cubrirse del sol, y acompañado de un equipo que incluye expertos marinos, médico y miembros de su familia, quienes harán el viaje en un catamarán.

El joven deportista, que estará acompañado además por un navegante en kayak, espera cumplir el periplo en unas 20 horas y llegar a Cayo Hueso al amanecer de mañana viernes aprovechando el buen tiempo previsto y el curso actual de la corriente del Golfo de México.

"El motivo de este viaje es promover la amistad y el amor entre Cuba y Estados Unidos así como estilos de vida sana y activa", afirmó Friberg en una rueda de prensa antes de lanzarse al mar sobre su tabla de surf de 40 pies de largo.

Residente en Chattanooga, Tennessee, Friberg explicó que practica deportes de remo desde hace 20 años pero hace sólo cuatro años comenzó a experimentar en la modalidad de "paddleboarding", como se denomina al tipo de navegación sobre tabla de surf que sólo admite remar de pie.

Segn Friberg, en 2012 estableció el récord mundial para la distancia más larga navegada recorrida en esa modalidad en 24 horas, tras navegar 238 millas por el río Yukon de Canadá.

Aunque ha tenido experiencias previas en mar abierto, por ejemplo en Hawai, esta será la primera vez que el joven intenta establecer un récord de "paddleboarding" en el océano.

"Las condiciones actuales no son perfectas, pero son buenas", indicó Friberg, cuyos grandes retos para la hazaña serán las posibles tormentas que encuentre por el camino, así como un estricto régimen de alimentación que incluirá proteínas y azúcares.

El comodoro del Club Hemingway, el cubano José Miguel Díaz Estrich, resaltó hoy a periodistas que es "interesante y emotivo" el intento de Friberg con un deporte relativamente nuevo "que en Cuba no se conoce", y recordó que así era como los nativos navegaban en
El pasado.

El periplo de Friberg se suma a otros intentos recientes de nadadores que han buscado establecer récords de cruce del Estrecho de Florida lanzándose al mar desde Cuba.

En junio pasado la nadadora australiana de aguas abiertas Chloe McCardel, de 29 años, intentó hacerlo sin la protección de una jaula contra tiburones, pero tuvo que desistir tras 11 horas y 20 kilómetros de recorrido por las picaduras de medusa.

Un año antes, la nadadora estadounidense Diana Nyad, de 63 años, se lanzó al mar desde el mismo punto de La Habana y con igual objetivo, y también vio frustrado su intento por las picaduras de las medusas y una inesperada tempestad.
XS
SM
MD
LG