Enlaces de accesibilidad

Pide The New York Times cambiar a Gross por los espías cubanos


Editorial del diario The New York Times.

El diario The New York Times vuelve a sacar el tema de Cuba en sus editoriales y en esta ocasión sugiere un canje de prisioneros entre Washington y La Habana.

La idea del diario, expuesta en su editorial, es cambiar a Alan Gross, quien lleva ya cinco años preso en Cuba, por los tres espías cubanos que permanecen en cárceles estadounidenses cumpliendo condenas.

El rotativo afirma que la detención de Gross "se ha convertido en el principal obstáculo para lograr un avance diplomático" entre los dos países, y para el editorial "solo hay una manera viable de retirar a Gross de una ecuación suficientemente compleja. La administración Obama debe canjearlo por tres espías cubanos que llevan más de 16 años tras las rejas en Estados Unidos".

The New York Times afirma que en la Casa Blanca la idea "genera ansiedad, debido a las críticas que surgieron en mayo, cuando Estados Unidos negoció la liberación de un soldado secuestrado en Afganistán a cambio de cinco líderes del movimiento Talibán", pero sugiere que el caso de Groos es una excepción.

Según el diario, Gross estuvo en Cuba en cinco ocasiones en el 2009 para promover el acceso a Internet para los cubanos y en Cuba el Gobierno "lleva años protestando los proyectos encubiertos para promover reformas democráticas en la isla", por lo que "condenó a Gross en 2011 a 15 años de prisión por actos que atentan contra la integridad del Estado".

Desde un inicio, desde Cuba se sugirió la posibilidad de cambiar a Gross por los entonces cinco espías detenidos en 2001, recuerda el editorial.

"Para efectuar un canje, el presidente Obama tendría que suspender el resto de la condena de los reos" y el diario sugiere tres razones por las que la acción sería justificada: "si se tiene en consideración el largo periodo que han estado presos, las críticas válidas que han surgido con respecto a la integridad del proceso judicial que enfrentaron, y los posibles beneficios que un canje podría representar para lograr un acercamiento bilateral".

La administración estadounidense, asegura The New York Times, no está dispuesta a intercambiar a los espías por Gross, dado que alegan que los casos no son equivalentes, pero asegura el editorial que "un canje podría abrir el camino para reanudar lazos diplomáticos" que llevarían a "fomentar cambios positivos en la isla mediante la expansión de comercio, turismo y mayor contacto entre cubanos y norteamericanos".

El diario responsabiliza a la administración por la detención del contratista estadounidense y considera que es un deber de ella su liberación.

Detalla el editorial la pérdida de peso de Gross, sus problemas de salud, el fallecimiento de su madre y su decisión de que este "será el último que pasa en cautiverio, amenazando con estar dispuesto a quitarse la vida si no recobra la libertad".

Finaliza el editorial aseverando que "si Gross muere estando en custodia, la posibilidad de establecer una relación más saludable con Cuba desaparecerá por varios años" y señala al presidente Obama al que le piden que actúe con rapidez.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG