Enlaces de accesibilidad

Raúl Castro insiste en que reformas se hagan gradualmente


Raúl Castroen el primer pleno ordinario del año de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral) de Cuba,

Señaló que se ha de avanzar sin prisas pero sin pausa, y reiteró cuán compleja es la solución de problemas como la eliminación de la doble moneda.

Las reformas que implementa Cuba orientadas al mercado serán graduales, dijo el sábado Raúl Castro al Parlamento, en una clara oposición a los llamados a acelerar las medidas dirigidas a apuntalar a la economía de la isla de gobierno comunista.

El General de Ejército clausuró la Sesión Plenaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, correspondiente al Tercer Período de la VIII Legislatura, que tuvo lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana y en su discurso elogió a los cubanos porque "han resistido, y están venciendo al imperialismo" y los instó a seguir enfrentándose a los problemas.

Castro reiteró que las llamadas reformas serán "sin prisa, pero sin pausa".

"La gradualidad con que se realizan los procesos de perfeccionamiento en la isla no es un capricho, sino una necesidad para garantizar el orden y evitar errores que desvirtúen los objetivos propuestos", dijo.

"La cuestión de la gradualidad de una serie de actividades que ya vamos aprobando resulta imprescindible", enfatizó al intervenir durante la primera de dos sesiones ordinarias anuales del Parlamento.

ECONOMÍA CRECE MENOS DE LO ESPERADO

La economía cubana creció un 0,6 por ciento en el primer semestre de este año, lo que llevó a reducir la previsión de crecimiento para todo el 2014 a un 1,4 por ciento desde un 2,2 por ciento, informó el ministro de Economía, Adel Yzquierdo.

El funcionario destacó que aunque la economía crece en relación al 2013, hubo incumplimientos en sectores como el turismo, el azucarero y la producción de níquel.

Otros sectores, en cambio, superaron las expectativas, dijo Yzquierdo, aludiendo a un crecimiento del 6,2 por ciento en la esfera del transporte, almacenamiento y comunicaciones.

Mientras que la agricultura, ganadería y selvicultura crecieron un 5,6 por ciento y la industria azucarera un 5,3 por ciento, muy por debajo del 17,5 por ciento previsto.

"Los resultados no nos satisfacen, pero no nos desaniman. Se impone el espíritu de luchar con más ahínco", resaltó Castro.

LA DOBLE MONEDA

El gobernante comunista también prometió que la anunciada unificación monetaria no afectará los ahorros de los cubanos.

"No resulta ocioso reiterar que se garantizarán los depósitos bancarios" en divisas y monedas locales, expresó el presidente, de 83 años, quien vestía una guayabera blanca.

En Cuba circulan desde hace dos décadas dos monedas, el peso cubano o CUP, en el que se pagan los salarios y los principales servicios, y el peso convertible o CUC, equivalente al dólar (25 CUP), que se usa en la compra de los productos y servicios liberados.

La doble moneda genera crispación y desigualdad social, así como fuertes distorsiones en la economía.

"No queremos que se tomen medidas de choque ni sea traumático para la población" el fin de la doble moneda, dijo el responsable de las reformas cubanas, Marino Murillo y dijo a los diputados que el aumento de los salarios dependerá de la productividad y afirmó que más empresas estatales pasarán a ser gestionadas en la forma de cooperativas privadas a fin de mejorar la eficiencia.

Por ejemplo resaltó que de 498 cooperativas no agropecuarias aprobadas ya están funcionando 249 y que 467.000 personas cuentan con licencias para trabajar por cuenta propia, muchos para operar restaurantes y otros negocios de venta de alimentos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG