Enlaces de accesibilidad

Poca higiene en hospedaje de médicos cubanos contra el ébola en Sierra Leona


Médicos cubanos en Sierra Leona levantan elogios y preocupación
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:01 0:00

Médicos cubanos en Sierra Leona levantan elogios y preocupación

Se alojan tres por habitación en un hotel barato, con inodoros rotos y moscas. Director del IPK: "Alguno se contaminará"

Profesionales de dos países enemigos desde la Guerra Fría colaboran ahora en África Occidental contra la epidemia de ébola, reporta desde Freetown, Sierra Leona, el diario The Wall Street Journal.

La publicación señala que en el enfrentamiento a la peligrosa propagación del virus Estados Unidos es, de todos los países del mundo, el mayor donante entre recursos humanos y financieros, al comprometer 4.000 tropas, más de $400 millones, 65 oficiales de los Cuerpos Comisionados para Servicios de Salud Pública y una reserva de 2.600 voluntarios que se han inscrito en un sitio web del gobierno para su posible despliegue con instituciones de socorro.

Pero el Journal destaca que en médicos y enfermeras la mayor contribución hasta ahora es la de Cuba, con 165 profesionales.

Una respuesta relativamente cauta sin embargo, comparada con los 2.500 trabajadores de la salud que envió La Habana a Pakistán después del terremoto del 2005 y los 1.500 que integraron la brigada médica cubana tras el sismo del 2010 en Haití, observa el periódico neoyorquino citando al jefe de los cubanos en Sierra Leona, Jorge Delgado Bustillo.

"Contra el ébola podemos trabajar con cualquiera", dijo Bustillo al reportero del WSJ Drew Hinshaw. "¿Con Estados Unidos? Sí, podemos", puntualizó.

La Brigada Médica cubana en Haití fue vital para detener la epidemia de cólera que siguió a la catásfrofe natural. Sin embargo, en julio del 2012, año y medio después de que falleciera la última víctima en el país vecino, se desencadenó en Cuba el primer brote de cólera en más de un siglo.

Gente afectuosa

Hinshaw describe el recibimiento oficial a los cubanos el pasado miércoles: Una larga bandera de la estrella solitaria colgada en una pared presidía el acto, mientras los doctores aguardaban inquietos en sus sillas por los funcionarios de Sierra Leona que debían llegar a darles la bienvenida.

Una oficial técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) observaba entretanto con preocupación cómo los cubanos se estrechaban las manos, se daban palmaditas en la espalda y otras demostracioness físicas de cariño potencialmente dañinas. Las autoridades de salud advierten que el ébola puede propagarse por contacto, ya que el virus se puede encontrar en los fluidos corporales, incluso el sudor.

"Son gente muy afectuosa. Mañana tendré que explicarles por qué tienen que dejar de compartir sus cosas y de darse la mano", dijo al WSJ la funcionaria, Katrina Roper, de nacionalidad australiana.

Pero si entre los mandamientos de la lucha contra el ébola se cuentan extremar las medidas de higiene y evitar todo tipo de promiscuidad y contacto físico, las condiciones en las que están albergados los médicos cubanos no ayudarán mucho.

Tres por habitación

Henshaw señala que, mientras que los consultores norteamericanos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta están alojados en el hotel Radisson Blu ─a razón de $200 la noche─, los cubanos se hospedan, a razón de tres personas por habitación, en un hotel barato de Freetown donde los inodoros están rotos y las moscas zumban sobre los manteles mugrientos de las mesas en las que tienen que comer por turnos.

Sin embargo, algunos parecen convencidos del papel de potencia médica que Cuba estaría llamada a cumplir, según suele reiterar la propaganda del Partido Comunista.

"No es Sierra Leona la que nos necesita", le dijo al enviado del Wall Street Journal, mientras daba cuenta de un plato de arroz grasiento, Yosvany Vera, un médico cubano de 36 años: "Nos necesita el mundo", sentenció.

"Alguno se contaminará"

En el siguiente reportaje de CNN filmado en Cuba en el campamento donde entrenan a los médicos cubanos antes de partir hacia África, el director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), Dr. Jorge Pérez Ávila, dice estar convencido de que alguno de los profesionales enviados va a contraer el ébola:

Error del servidor

Error. esto no es lo que queríamos mostrarle. Esta dirección ha sido enviada a nuestro equipo, para que la revisen de inmediato. Nuestras disculpas.

Please use Search above to see if you can find it elsewhere

"Los hemos instruido para que no se enfermen pero ellos corren un gran riesgo de contagiarse. Deseamos que no haya ninguna víctima aunque estamos convencidos de que alguno se contaminará", dijo el Dr. Pérez Ávila al reportero de CNN, Patrick Opmann.

El anuncio de la cooperación cubana despertó inquietud entre familiares y amigos de los médicos debido a la gravedad de la epidemia. La televisión controlada por el gobierno transmitió, en las voces de los profesionales, mensajes de tranquilidad a sus familias, a las que prometieron volver con vida de su misión.

Técnicos de la OMS han impartido a los galenos un curso acelerado de dos semanas en el que les enseñan cómo tratar a los enfermos y cómo colocarse el traje que los aísla del contagio, una indumentaria que consta de siete piezas.

Los médicos cubanos estarán al menos seis meses en África Occidental.

  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG