Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

G y 23: El performance político 28 años después

 El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, participa en un juego de Baloncesto en La Habana. EFE
El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, participa en un juego de Baloncesto en La Habana. EFE

Entrevista con Juan-Si González, artista plástico exiliado: "Fuimos ingenuos. Teníamos la ilusión de que los cambios en la URSS también llegarían por carambola a Cuba".

La artista plástica Tania Bruguera, retenida en la isla desde hace cinco meses por intentar un performance en la llamada Plaza de la Revolución, ha recibido apoyo internacional amplio. Siendo una de las figuras más emblemáticas del arte contemporáneo mundial –arte activista y conceptual–, galeristas y curadores de todo el orbe están pendientes de lo que pueda suceder a la artista cubana, acusada por las autoridades castristas de querer usurpar un espacio público para subvertir el orden.

Nada nuevo bajo el sol de Cuba. Lo que sí es nueva es la distribución y mantenimiento de la noticia a través de las redes sociales, algo con lo que, para su desgracia, no contaron los plásticos cubanos que convocaron al debate de ideas en plazas abiertas en los años 80, cuando en el país se respiraban aires de Perestroika y, según parecía, las cosas podían cambiar. Entonces, sucedió más o menos lo mismo que ahora. Algunos artistas emprendieron el camino del performance (acción teatral enfocada desde la plástica, generalmente reivindicativa) para acercar al transeúnte que habitualmente no entra en galerías de arte. Pero el performance, que suele ser polémico por su naturaleza contestataria, resultó una trampa para aquellos creadores de finales de los 80. Muchos terminaron en prisión o fuera de Cuba, como último recurso de escapatoria.

Documental G y 23 - Parte I
please wait

No media source currently available

0:00 0:25:33 0:00

La realidad se manifestó contraria para la vanguardia. Los estudiantes de Periodismo terminamos en purgas del partido comunista (fue muy acalorado nuestro encuentro en el palacio de gobierno con el dictador Fidel Castro), mientras los plásticos que llevaron el arte a la calle terminaron encarcelados y sus obras decomisadas. Al cabo de 28 años de las redadas "culturales", Martí Noticias habló con uno de aquellos plásticos que pudo escapar milagrosamente de la isla, pero sus compañeros del grupo ART-DE (Arte y Derecho) cumplieron prisión por dos años en cárceles comunes.

Exiliado en Estados Unidos, Juan-Si González recuerda el final de los años 80 todavía con tristeza y frustración. Desde su estudio en Ohio, ofreció testimonios de persecución hacia el arte político, una variante de compromiso social tan natural en el mundo, pero que en Cuba continúa perseguida. La solidaridad de Juan-Si González con Tania Bruguera ha sido inmediata. A pesar de varios intentos, este diario no pudo contactar con los otros fundadores del grupo ART-DE, que viven también en Estados Unidos, excepto el cineasta Ricardo Vega que se exilió en París.

Gracias a la gentileza de Vega, hoy contamos y publicamos en nuestras páginas fragmentos de filmaciones que ellos realizaron y pudieron reconstruir. A la vuelta del tiempo, Vega se ha convertido en un archivero de aquellos años de explosión social, una reacción popular muy vigilada y controlada por el régimen, como se podrá entender.

Juan-Si González se muestra indignado con el video de desprestigio a Bruguera que el castrismo está circulando últimamente en sus redes internas. Ya decíamos, nada nuevo bajo el sol, pero asombra que casi 30 años después la persecución sea idéntica. Es como si lo que ellos hicieron no sirviera de nada, aunque para las generaciones que vivimos la falsa glasnot cubana sí sirvió de reafirmación de que, al menos la vanguardia artística, sí quiso cambiar el rumbo del país.

A continuación ofrecemos la entrevista con Juan-Si González.

El activismo social era visto como panfleto

¿Cómo surgió la idea de hacer arte efímero en el parque de 23 y G? ¿Tuvo algo que ver con la Perestroika?

A finales del 1987 realicé mi primera acción callejera independiente, titulada "El año que viene va a verde todo", que consistía en limpiar las calles con un carro de basura pintado de verde olivo, con un texto en rojo escrito alrededor del tanque que decía eso: "El año que viene va a VERDE todo". Yo estaba vestido con una guayabera blanca; recogía la basura y mientras me desplazaba por la calle 23 loma arriba, entre el Pabellón Cuba y el cine Yara; le repartía a los transeúntes un papel que decía Salud para el arte. Semanas después de esa acción, Jorge Crespo y yo decidimos crear el "Proyecto Imán" y pensar simples acciones de intervención pública que provocaran interacciones espontaneas con los transeúntes. Escogimos acciones que generaran el deseo de sumarse y de participar en otras personas.

Juan-Si González y Jorge Crespo en La Habana en 1987, del grupo Art-De (Arte y Derecho).
Juan-Si González y Jorge Crespo en La Habana en 1987, del grupo Art-De (Arte y Derecho).

Queríamos abrir espacios y, a partir de esa básica idea, comenzamos en el parque de Coppelia, donde siempre había mucha gente. Hablábamos con la gente que nos preguntaban: ¿qué están haciendo?, ¿qué es eso?, ¿eso es alguna actividad artística/cultural? ¿Están autorizados para hacer eso? Les comentábamos sobre la necesidad de crear espacios públicos de intercambio y discusión sobre nuestros problemas cotidianos y sobre el arte y la cultura.

Jorge y yo fuimos detenidos y censurados por esas primeras acciones que hicimos en Coppelia. Nos prohibieron hacerlas bajo la justificación de que en ese parque se reunían muchos homosexuales, delincuentes y vendedores de drogas. Nos dijeron que estábamos incentivando esas actividades ilícitas en Coppelia.

Unas semanas después, nos reagrupamos en el parque de 23 y G, con el nombre provisional de Grupo Re/unión. Ya ahí se sumó al grupo el artista Eliseo Valdés y también muchos otros colaboradores como los escritores Julio Martínez y Alejandro Robles, los artistas César Ernesto González, Magin, Amaury Suárez, Adalberto Roque, Ibrahim Miranda, Santiago Yanes, Reinaldo Batista, Magda Martínez, el cineasta Ricardo Vega, Ramón García, el cineasta Marco A. Abad, el músico Adrián Morales, Reinaldo Batista, Alexis Núñez Oliva y muchos otros, que pasaban cada miércoles por el parque y nos daban su apoyo.

Documental G y 23 - Parte II
please wait

No media source currently available

0:00 0:17:57 0:00

Durante la primera caminata que hicimos, "Tarde de Sandwiches", fuimos nuevamente detenidos. Nuestras piezas fueron destruidas por la policía. Jorge y yo fuimos esposados y nos llevaron hasta la jefatura policial de Zapata. Una semana después, hicimos otro evento que se llamó "Alegato contra la censura" y ese día, luego de un gran debate sobre el tema de la censura, surgió el grupo Art-De (Arte y Derecho).

A partir de este momento, ya estábamos convencidos de que lo más importante no eran nuestros performances individuales, sino el tratar de crear y defender la necesidad de un espacio público de encuentros sostenidos, de intercambios y debates, donde pudiéramos hablar y discutir sin intermediarios oficiales provenientes de las instituciones de arte u otras instituciones de gobierno. Nos parecía sumamente hipócrita seguir hablando de arte y estética, cuando se ejercía el control y la censura, donde el más mínimo acto de disentir o actuar con independencia era condenado. El disidente político o estético era marginalizado, estigmatizado, despedido de su trabajo, excluido del mundo del arte y perseguido por ejercer su derecho a opinar o reagruparse.

A partir de entonces, para nosotros la obra era el fenómeno, lo que sucedía en el parque o en cada evento en términos de intercambio y discusión. Para nosotros la obra era crear esa plataforma pública para la libre deliberación. Al parecer, era imposible entonces y lo sigue siendo hasta hoy.

¿Pero tuvo algo que ver con la Perestroika?

Nadie quería hablar o ser asociado con esa actitud ante la obra. El activismo social era visto como panfleto. Por esa justa razón, nosotros nos quedamos solos, ya que lo hacíamos clara y abiertamente, en términos sociológicos y políticos. Nosotros nos negábamos a ser aduaneros estéticos. Eso nos trajo muchos problemas. Decían que lo que hacíamos no era arte, que no había curaduría ni cuidado formal, que nuestros performances no tenían dramaturgia, que éramos unos arribistas que solo queríamos dar la nota y llamar la atención, y nos comparaban con el grupo Pro Arte Libre, que eran vistos como disidentes.

Cena de despedida. Jorge Crespo, Juan-Si González, Ana Lidia Correa y Marco Antonio Abad (i-d). Meses después, Marco fue detenido mientras filmaba el mitin de repudio contra María Elena Cruz Varela en su casa de Alamar.
Cena de despedida. Jorge Crespo, Juan-Si González, Ana Lidia Correa y Marco Antonio Abad (i-d). Meses después, Marco fue detenido mientras filmaba el mitin de repudio contra María Elena Cruz Varela en su casa de Alamar.

Debido a todo eso, nos fuimos quedando solos, nos separaron y nos convirtieron para el resto de los artistas en lo errado, en lo que no debía hacerse. Eso provocó que nos radicalizáramos, nos alejáramos del mundo del arte, de los artistas y nos vinculáramos más con disidentes políticos. Si te fijas, aquellos eventos que hicimos no están debidamente documentados y quienes lo han hecho con mayor rigor no han sido investigadores cubanos. Han sido Rachel Weiss y Zoya Kokur, justamente por su interés en el carácter sociológico y político de aquellas acciones.

Pero sí. Entre otras, la idea de constituir el grupo Art-De estuvo influenciado por aquellos años de Perestroika. Fuimos ingenuos, ya que teníamos la ilusión de que los cambios en la URSS también llegarían por carambola a Cuba. A partir de 1991, toda una generación se fue de Cuba al ver la reacción represiva por parte del régimen. Yo pude irme a Costa Rica con la ayuda de una amiga y de Amnistía Internacional, organización que me consiguió una visa de cortesía para salir vía Panamá. Meses después, mis amigos de grupo, Jorge Crespo Díaz y Marco A. Abad, fueron detenidos, encarcelados y condenados a dos años de privación de libertad. Nos reencontramos en Miami en 1993.

Campaña oficialista cubana contra Tania Bruguera y activistas de Derechos Humanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:22:00 0:00

¿Cómo fueron tratados aquellos artistas por las autoridades del Gobierno?

Fuimos tratados como disidentes, traidores al servicio de la Oficina de Intereses. A mí me expulsaron deshonrosamente de la UNEAC (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, oficialista) y de mi trabajo como ilustrador de La Gaceta. Me invalidaron mi certificado de graduación del Instituto Superior de Arte. Yo trabajaba como profesor de dibujo en el Instituto Superior de Diseño Industrial, de donde también me expulsaron. No podía exhibir dentro de Cuba y mucho menos fuera, así que en 1990, con la ayuda de Néstor Almendros, enviamos dos de nuestras películas independientes al Festival Latino de New York y eso le puso la tapa al pomo. La represión y detenciones se agudizaron, lo cual me llevó a dejar Cuba en 1991.

Marco A. Abad fue a filmar el mitin de repudio contra la poetisa María Elena Cruz Varela en su casa de Alamar. Ese día fue detenido y luego detuvieron a Jorge Crespo. Casi un año después de estar detenidos en Villa Marista, fueron condenados.

Es impresionante y muy frustrante ver que lo que nos ocurrió hace 28 años no sirvió de nada. Hoy el régimen sigue obrando de una manera represiva y mentirosa; solo tienes que ver lo que han intentado hacer con Tania (Bruguera), El Sexto, Ángel Santiesteban-Prats y tantos otros. A nosotros nos dejaron solos, incluyendo a los artistas. Hoy el silencio sigue siendo el mismo. Esa estrategia de dividir a los artistas en relación con sus privilegios y prebendas sigue teniendo efecto.

Vea todas las noticias de hoy

Obra del artista cubano Hamlet Lavastida pasa a la colección del Museo Reina Sofía en España

Hamlet Lavastida. (Captura de foto/Peter Rosemann/Artnet)
Hamlet Lavastida. (Captura de foto/Peter Rosemann/Artnet)

El Museo Reina Sofía incluyó una obra del artista Hamlet Lavastida, quien fue obligado al exilio tras pasar varios meses detenido en la sede de la Seguridad del Estado en Cuba.

Getting your Trinity Audio player ready...

Una de las piezas que integran la obra “Vida profiláctica”, del reconocido artista visual y activista cubano Hamlet Lavastida, ha entrado a formar parte de la colección del Museo de Arte Reina Sofía, en Madrid, España.

Se trata de una obra con "muchísima iconografía que tiene que ver con la represión política e ideológica dentro del campo de las artes visuales, pero también dentro del campo de la cultura cubana”, dijo Lavastida a Martí Noticias. La obra fue realizada entre los años 2014 y 2021.

Lavastida, que resultara galardonado en 2022 con el Premio Libertad de Expresión en las Artes que concede la organización defensora de la libertad de creación Índice de Censura, considera “relevante” el hecho de que su obra entre a formar parte de una institución tan prestigiosa como el Reina Sofía.

“No sólo para mí, si no para toda una generación que está impulsando otras formas de ver la historiografía en Cuba, las maneras en que el régimen político cubano ha enfrentado y ha articulado la represión política”.

El artista Hamlet Lavastida habla para Martí Noticias
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

“Pero no solamente la represión política, sino una represión simbólica en todo caso, una represión iconográfica, una represión de un imaginario muy bien articulado dentro de lo que es la propaganda política e ideológica y, a partir de aquí, hay un diálogo sobre esto, hay una conversación que ha estado pendiente durante muchísimas décadas dentro del panorama de las artes visuales en Cuba”.

Lavastida, obligado a exiliarse tras pasar más de dos meses recluido en las celdas de la Seguridad del Estado cubana, apunta que “Vida profiláctica” no se limita sólo a lo definido como cultura cubana.

“Al referirme a la cultura, también me refiero a la sociedad en general y a la política. Para mí es un orgullo inmenso el ser parte de un museo que constituye la memoria hispanoamericana, también la memoria europea, en la cual, por supuesto, nosotros tenemos mucho que ver".

En esa obra, concluyó, se recoge también las aspiraciones de una generación, de lo que fue la generación que luchó contra el Decreto 349; de lo que fue la generación que estuvo al lado del Movimiento San Isidro en Cuba y la generación que todavía sigue reclamando por la liberación de los presos políticos”.

“Mujeres que pude ser yo”, una exploración al universo femenino de la artista cubana Ana Albertina Delgado

La pintora cubana Ana Albertina Delgado junto a su obra "El techo del mundo" 2023. (Facebook/entrevistada)
La pintora cubana Ana Albertina Delgado junto a su obra "El techo del mundo" 2023. (Facebook/entrevistada)

La nueva exhibición de la destacada pintora de la generación de los 80 del Arte Cubano se estrena este mes en el Museo de Arte Contemporáneo de las Américas (MoCAA)

Getting your Trinity Audio player ready...

La pintora cubana Ana Albertina Delgado presenta el 12 de julio su primera exposición individual, bajo el título “Mujeres que pude ser yo”, una muestra con 14 pinturas de varios formatos, en el Museo de Arte Contemporáneo de las Américas de Kendall, en Miami.

“Estas obras nacen por un vínculo familiar, por así decirlo, donde siempre estaba rodeada de mujeres, algo que de alguna manera estuvo presente en mí como parte de mi cultura”, explicó la artista en declaraciones al programa radial ARTExpress.

Declaraciones de la pintora cubana Ana Albertina Delgado a la revista ARTEXpress
please wait

No media source currently available

0:00 0:09:19 0:00

“Luego, al sumergirme en el mundo de las artes plásticas donde era latente la exclusión de las mujeres, unido a estudios de historia y charlas de antropología, entendí mucho más como la mujer ha sido un factor importante, porque es la que transmite la educación, los valores y quien continúa la línea humana y decidí incorporarlas más en mi obra”, detalló la creadora, quien reside y crea en la ciudad de Fort Myers, Estados Unidos.

En esta muestra, la artista plástica juega con la posibilidad de haber sido otra persona en esta vida, presentando retratos contemporáneos de situaciones particulares y actuales donde se reflejan mujeres.

La muestra incluye además una serie pequeña con la figura masculina donde se aborda el tema migratorio.

"Todos" obra de la artista plástica cubana Ana Albertina Delgado.
"Todos" obra de la artista plástica cubana Ana Albertina Delgado.

“Mi obra no es descriptiva pero sí lleva todos los procesos referidos al papel de la mujer, su legado en la sociedad, su evolución y supervivencia”, acotó Delgado.

Sobre su estancia de dos años en México y el papel que jugó en su trayectoria artística confesó que le ayudó a "apreciar el arte mexicano, ese arte popular, tan diferente a lo que veía en Cuba, con el elemento femenino por añadidura”.

Ana Albertina Delgado es una figura destacada de la Generación de los Ochenta en Cuba, ha participado en numerosas exposiciones colectivas internacionales, fundando en 1986, el Grupo Puré, junto a cuatro colegas introduciendo conceptos innovadores y obras de crítica social.

Su obra forma parte de las colecciones del Smithsonian, en Washington DC, del Frost Art Museum, de Florida, el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara y el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, entre otros.

Muere popular actor cubano Carlos Massola, crítico frontal del régimen

Massola en entrevista con Cubanet. El actor hizo múltiples llamados a sus colegas en el mundo de la cultura a tomar partido por las demandas de libertad del pueblo cubano.
Massola en entrevista con Cubanet. El actor hizo múltiples llamados a sus colegas en el mundo de la cultura a tomar partido por las demandas de libertad del pueblo cubano.

El artista de 62 años fue una figura habitual durante varias décadas en el cine y la televisión de Cuba.

Getting your Trinity Audio player ready...

El popular actor cubano Carlos Massola, quien ganó mayor notoriedad en los últimos años al pronunciarse abiertamente desde Cuba contra el régimen comunista, falleció el miércoles en la ciudad de La Habana.

El artista de 62 años fue una figura habitual durante varias décadas en el cine y la televisión cubana, cada una de sus actuaciones, hasta en las que interpretaba a villanos, despertó simpatías entre la audiencia cubana.

En la gran pantalla quedan sus actuaciones en los filmes Pata negra (2001), El Benny (2006) y Juan de los muertos (2011) y en 2019 compartió junto a Juana Bacallao, José Luis Cortés "El Tosco" y Robertico Carcasses, en el video clip "Ponte pa' lo tuyo" del popular músico cubano Cimafunk.

Carlos Massola en un fotograma del video "Ponte pa' lo tuyo" de Cimafunk.
Carlos Massola en un fotograma del video "Ponte pa' lo tuyo" de Cimafunk.

Fuera de la isla ganó el reconocimiento de numerosos exiliados cubanos que agradecieron sus revelaciones acerca de la crisis en que está sumida la isla y por atreverse, aún estando en Cuba, a denunciar al régimen como una "dictadura".

El actor también hizo múltiples llamados a sus colegas en el mundo de la cultura a tomar partido por las demandas de libertad del pueblo cubano.

“De este año no puede pasar esta dictadura. ¡Abajo la dictadura! ¡Abajo el comunismo! Esto no da más, la gente está cansada de tanta miseria. Un abrazo para mi pueblo de Cuba. ¡Libertad!”, dijo esperanzado en uno de sus videos en marzo de este año.

Según anunció a finales de 2023 tenía planes de emigrar hacia los Estados Unidos con el parole humanitario y el patrocinio de un familiar residente en EEUU.

Al momento de publicar esta nota no había sido revelada aún la causa de su fallecimiento.

Vasili Grossman: No hay vida sin destino

En esta fotografía de principios de 1943, soldados alemanes capturados, se abren paso en el frío glacial a través de las ruinas de Stalingrado, Rusia. La batalla de Stalingrado, considerada un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial. (Foto AP, archivo)
En esta fotografía de principios de 1943, soldados alemanes capturados, se abren paso en el frío glacial a través de las ruinas de Stalingrado, Rusia. La batalla de Stalingrado, considerada un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial. (Foto AP, archivo)

Su historia épica centrada en la Batalla de Stalingrado "Vida y Destino" retrata el dolor humano y es un conmovedor ajuste de cuentas con las fuerzas oscuras que dominaron el siglo XX.

Getting your Trinity Audio player ready...

La mayor novela rusa del siglo XX la escribió un judeoucraniano, nacido en Berdíchev, su nombre de nacimiento Iósif Solomónovich Grossman (1905-1964), que debió cambiar su nombre por el de Vasili Grossman, para evitar de uno y otro bando señalamientos y venganzas antisemitas. Formado como ingeniero en la cuenca del Donéts, en realidad sirvió brevemente a la ingeniería, y se decantó por el periodismo y la literatura.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue corresponsal de guerra del Ejército Rojo para el diario Estrella Roja. Desde sus páginas narró las batallas de Stalingrado, Moscú, Kurks, y Berlín. Trabajó arduamente y recopiló testimonios en los campos de exterminio nazi, los que juntó tras la liberación de Treblinka, y cuyos documentos fueron utilizados en los juicios de Nüremberg.


No obstante, después de la Segunda Guerra Mundial, la creencia del escritor en el Estado soviético se desmoronó al evidenciar la irreversible dirección antisemita del régimen de Stalin, y comprender mejor el origen de algunas alianzas con Hitler.

Grossman, de buena familia, fue un luchador antinazi y anticomunista. Del mismo modo que lo fue otro gran escritor húngaro, Sándor Márai. Ambos vivieron los dos sistemas, y ambos murieron horrorizados y destrozados por ellos. En la misma cuerda, otra escritora, rumana, todavía viva, Premio Nobel de Literatura 2009, Herta Müller, cuenta también en su obra, el horror de haber sobrevivido al nazismo y al comunismo. Vidas y destinos cruzados.

Portada de la novela de Vasili Grossman
Portada de la novela de Vasili Grossman

Vida y Destino, qué gran título para una obra magna, de enorme sensibilidad, de desgarramiento y verdad, de coraje y heroísmo. Acerca de ella escribió el escritor español Antonio Muñoz Molina en la revista Letras Libres, de México: “Vida y Destino, como Ulises (James Joyce), como Guerra y Paz (Léon Tolstoï), como En busca del tiempo perdido (Marcel Proust), como Al faro (Virginia Woolf), nos devuelve la conciencia del poderío de la novela como forma suprema de narración del mundo. Palabras mayores”. Y sí que lo son, en 1200 páginas Vida y Destino confirma el carácter humanista y realista de su autor, en una especie de clasificación de lo real-humanista frente a cualquier otro tipo de designación, y desprovista de ambigüedades.

En un reciente artículo en el diario El Debate, de España, María Serrano, además de recomendar su lectura, subraya que se ha visto recientemente y en varias ocasiones a otro Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, laureado en el 2010, con el volumen entre sus manos: “Purísima narrativa rusa, magisterio moral, lecciones diáfanas sobre la humanidad y el totalitarismo. Es extraño que Mario Vargas Llosa haya llegado a una de las obras cumbres de la literatura universal tan tarde: de hecho, lo más probable es que la haya leído en más de una ocasión…”

Estoy casi convencida de que Mario Vargas Llosa descubrió esa novela mucho antes, y que ha vuelto a ella, ahora con la invasión rusa a Ucrania; lo sé porque a mí me ocurrió lo mismo, y he vuelto a aprender y a someterme desde la literatura al espanto inextricable de los totalitarismos. La lectura resulta sumamente necesaria, para conocer la esencia del mal, y los enfrentamientos desde el bien.

La batalla de Stalingrado, sin duda la más sangrienta de la historia, fue una verdadera ‘guerra de ratas’ en la que se luchó calle por calle y se murió casa por casa. Durante el cerco, los miembros de la familia Sháposhnikov, dispersos de Alemania a Siberia, buscan una salida a sus vidas, un destino mejor. La acción transcurre entre dormitorios, nidos de francotiradores, laboratorios científicos, gulags, e incluso nos acerca a las mentes de Hitler y Stalin. Vida y Destino es una novela profunda que retrata el dolor humano, y un conmovedor ajuste de cuentas con las fuerzas oscuras que dominaron el siglo XX – de tal modo presenta la editorial Galaxia Gutenberg esta obra maestra, que por su sencillez sólo invita a ser leída y comprendida.

Vasili Grossman es también el autor de Por una causa justa, y Todo Fluye. Vida y Destino se logró publicar gracias a que fue salvada y sacada desde la URSS mediante microfilm y copiada desde la cinta de la máquina de escribir del autor. Grossman murió antes de que esta obra maestra de la literatura universal fuera publicada y considerada un monumento narrativo y moral de y por la humanidad.

Cien años de Azúcar: un homenaje musical a Celia Cruz

Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar (vinilo)/ Foto cortesía de Omer Pardillo-Cid.
Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar (vinilo)/ Foto cortesía de Omer Pardillo-Cid.

La legendaria Guarachera de Cuba solo lanzó un disco en vivo durante su carrera, por lo que esta edición tiene una connotación muy especial.

Getting your Trinity Audio player ready...

Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar es un álbum conmemorativo que presenta algunas de las canciones más icónicas de la llamada Guarachera de Cuba, como Quimbara, Bemba Colorá, La Dicha Mía y Tu Voz, en celebración del centenario de la artista.

El LP ( long-playing) fue presentado bajo el sello discográfico Loud And Live Studios y Celia Cruz Entertainment.

Omer Pardillo-Cid, su albacea y presidente de la Fundación que lleva su nombre, dijo en conversación con Martí Noticias que “el disco surgió por casualidad y que refleja la felicidad que sentía Celia durante sus actuaciones en vivo sobre el escenario”.

Omer Pardillo-Cid, albacea de Celia Cruz habla sobre el disco en homenaje a la artista
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:22 0:00

“Buscando material en nuestros archivos, encontramos estas grabaciones que ni sabíamos que existían, realizadas por el locutor Albertico Rodríguez en un club nocturno de Miami, a mediados de los ochenta”, contó Pardillo, también productor del álbum.

Celia Cruz (1925-2003) solo lanzó un disco en vivo durante su carrera, por lo que esta edición tiene una connotación muy especial.

La edición está acompañada por un libro que contiene cien fotografías festejando cada año vivido por la legendaria artista e incluye fotos impresas exclusivas, desde Buenos Aires, París y los diferentes lugares donde Celia fue feliz.

Pardillo - Cid detalló que “algo muy peculiar de este libro es que la foto de Celia en la portada tiene en el pelo retazos de una tela original de lentejuelas que le pertenecía, fueron 20 ediciones que se agotaron muy pronto, con un toque muy colorido, muy a lo Celia”.

El album "Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar" viene acompañado de un libro con 100 fotografías inéditas de la gran artista cubana.
El album "Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar" viene acompañado de un libro con 100 fotografías inéditas de la gran artista cubana.

El álbum ha sido lanzado también como un vinilo estándar y las grabaciones están disponibles en todas las plataformas digitales.

El albacea dijo que para él es de suma importancia "llevarle este proyecto a los admiradores de la figura y música de Celia, quienes después de 21 años de su fallecimiento siguen amándola y respetándola”.

“Es importante que su legado siga vivo, representado a todos los cubanos en el exilio y también en la isla, donde la han descubierto gracias a las redes sociales, y para que siga viva la alegría de Celia en los corazones de todos los que la aman”, concluyó el entrevistado.

El lanzamiento de Celia Cruz En Vivo: 100 años de Azúcar se enmarca en las celebraciones por el centenario de la artista cubana que organiza la Fundación que lleva su nombre y que comenzarán oficialmente en octubre de este año hasta finales del 2025.

La organización también acaba de ser premiada por el programa de Subvenciones de Investigación y Preservación de la Música Latina, con el proyecto Digitalización de las grabaciones de Celia Cruz: década de 1970 a principios de 2000, que busca digitalizar el catálogo musical de la Guarachera de Cuba.

Cargar más

XS
SM
MD
LG