Enlaces de accesibilidad

Miami: Cuba Te Ve


Programas como Caso Cerrado y La Voz Kids se ven en Cuba muy poco después que en Miami (foto Camilo E.Olivera).

"La diferencia es mínima entre la hora en que se divulga un programa por DIRECTV en Miami, y el momento en que nuestros clientes habaneros lo ven", explica un mensajero.

El ex ministro de cultura, Abel Prieto, habla de piratería audiovisual como conveniente veneno exportado a la isla por el enemigo. La otrora CMQ, televisora pionera en Iberoamérica –hoy ICRT– es instrumento ideológico de la casta geriátrica en el poder.

Parte de la programación en la TV estatal tiene como platos fuertes materiales robados de canales estadounidenses. El declive económico del país se refleja en lo magro de la producción televisiva nacional. El trabajo de los jóvenes realizadores audiovisuales es minimizado y tratado con pinzas. Si acaso lo transmiten en algún canal, está bajo la lupa de tres comisiones y el “urbi et orbi” de los capataces.

En muchos hogares, la televisión local es suplantada por los “paquetes” o “combos”. Son DVDs grabados con programas tomados de satélite. Los traen los mensajeros, al servicio de “bancos de audiovisuales”. Estos bancos se las ingenian para complacer al cliente, con lo más actualizado y a su gusto de la programación satelital. A través de ellos, los cubanos de Miami y Cuba se encuentran frente a la misma pantalla:

–Alquilan discos con los más recientes juegos del beisbol de Grandes Ligas — cuenta el mensajero-, también son muy solicitados por los clientes los partidos de las ligas de futbol europeas, en especial la española.

– La competencia es dura, porque están los vendedores de DVDs quemados a 1 CUC (25 CUP), con lo último que trajo el barco, pero hay zonas donde los clientes prefieren el servicio a domicilio:no tienen tiempo o dinero para ir a donde están los puestos de venta –añade– o les es más cómodo alquilar por entregas.

–Nosotros garantizamos lo más actual. La diferencia es mínima, entre la hora en que se divulga un programa por DIREC TV en Miami, y el momento en que nuestros clientes habaneros lo ven como parte del paquete — explica otro mensajero y agrega: –mi banco está bien conectado.

Los domingos se ha estado transmitiendo, por la cadena Univisión, otra entrega del concurso Nuestra belleza latina. Al otro día, ha sido visto en muchos hogares de la isla.

Pasa también con las telenovelas: la carioca Avenida Brasil, que emite el canal estatal Cubavisión en su capítulo 81, está disponible de manera íntegra en puestos de venta de DVDs popularmente conocidos como “quemados”. Sin embargo, muchos en Cuba ya la vieron completa por entregas, en formato de “combo” o “paquete”.

También son populares en la Isla, por estas vías, las telenovelas Santa Diabla (Telemundo) y Lo que la vida me robó.(Univisión) Ocurre algo semejante con otra telenovela, de Rede Globo, que recién se transmite en un canal hispano: La Guerrera.

Las telenovelas asiáticas también tienen demanda: Vampire Heaven (Japón), y las surcoreanas Full House, Dream High y Man of Honor. El estilo de vida de Corea --al sur del paralelo 38; hace poco vi un documental sobre cómo viven los coreanos del norte y me horroricé — es motivo de curiosidad para los isleños, me contó un ama de casa. "Se parece a la Cuba de los setenta, antes de que viniera la comunidad (cubano-americana)", añadió. Sin embargo –sonrío resignada– "la vida de los coreanos del sur, esa es la que soñamos los cubanos".

Continúan muy solicitados por los clientes de los “bancos” programas de participación como Caso Cerrado e informativos como Al Rojo Vivo.

Se ven mucho en la isla los competitivos La Voz Kids, La Voz México y La Voz Colombia, que son versiones del estadounidense The Voice.

A los vendedores callejeros, los cubanos los nombraron “merolicos” gracias a una telenovela mexicana, Gotita de Gente, producida por Televisa en 1978 y exhibida en Cuba casi cinco años después.

Los restaurantes privados en la Cuba de los 90 fueron llamados “paladares” gracias a la telenovela brasileña Vale Todo, producida por Globo en 1988 y vista en la isla en 1994.

Ahora todo va más rápido. Los cubanos de la Isla se brincan la valla de la censura. Este salto lo determina el poder adquisitivo de quienes se desmarcan de la televisión estatal.

Esto era impensable hace unos años. Hoy, gracias al desarrollo de la tecnología, es un fenómeno imparable.

(Publicado originalmente en Cubanet el 03/25/2014)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG